Dice el Diccionario de la Lengua Española que ahorrar es reservar una parte de los ingresos ordinarios y también guardar dinero como previsión para necesidades futuras.

Los últimos estudios realizados muestran que el 35% de los españoles tenemos intención de ahorrar este año. Somos cada vez más previsores y eso está bien. Por poco que sea, es un buen hábito destinar un porcentaje de dinero al mes a nuestra hucha a fin de garantizarnos un buen futuro.

Entre las principales razones que los españoles tenemos para ahorrar destaca el hacer frente a las bajas pensiones, resolver posibles problemas económicos o imprevistos y llegar a fin de mes de forma holgada. Por tanto, ahorramos para estar preparados ante situaciones peligrosas económicamente.

Visto que no hay excusas, mi recomendación sería seguir unos sencillos pasos para crear un buen colchón económico:

Elabora una estrategia:

Antes de comenzar a guardar dinero tienes que tener en cuenta tu situación económica actual, tus ingresos y tus gastos para poder determinar cuánto dinero puedes ahorrar al mes. Elabora un sencillo presupuesto que te permita conocer en qué cosas puedes ahorrar. Quizás te sorprendas.

Fija tus objetivos de la inversión:

Es decir, el periodo de ahorro, si es a corto o largo plazo, por qué inviertes y cuál es el dinero final que quieres tener en tu hucha.

Infórmate de las distintas opciones de inversión:

Estudia los distintos productos de inversión que tienes a tu alcance. Por ejemplo, los fondos de inversiónson recomendables para aquellas personas que quieran mejorar la rentabilidad en relación a otros productos de ahorro más tradicionales. Por otro lado, es preferible que huyas de los depósitos en bancos debido a la baja rentabilidad que están proporcionando últimamente. Conoce la opción de inversión que más se adapta a tus necesidades.

Déjate asesorar:

Ahorrar implica tener ciertos conocimientos económicos. Si algo positivo ha tenido la grave crisis económica de los últimos años es que todos los ciudadanos se han interesado en tener una ligera cultura financiera, pero, como es imposible saber de todo, tu ahorro será más rentable y minimizarás el riesgo si cuentas con profesionales que se dedican a la inversión.

Y tú ¿cómo ahorras?