Un total de 4.115 proyectos de startup tomaron vida en 2018 en España. Más de la mitad corresponden a negocios lanzados desde Madrid y Barcelona, que toman la delantera en el emprendimiento tecnológico.

 

La ciudad de Madrid cuenta con 1.235 nuevos negocios, mientras que Barcelona alberga 1.197. Son datos que destaca el estudio de Mobile World Capital Barcelona, Digital Startup Ecosystem Overview 2019. 

Las cifras de inversión y desarrollo de startups en España

El número de empresas creadas posicionan a Madrid en el top 5 europeo.

Esto supone, en primer lugar, que Madrid consigue rebasar a Barcelona en la puesta en marcha de nuevos proyectos y, en segundo lugar, muestra una clara tendencia hacia el desarrollo de España como startup nation en el futuro. A pesar de que las dos ciudades españolas han experimentado un importante crecimiento, aún están muy lejos de capitales como Londres, con 8.974 proyectos llevados a cabo en 2018, e incluso de París o Berlín que superan los 2.000 ampliamente.

Si se atiende al capítulo de inversión, el propio informe establece que en 2018 se ha superado por primera vez la cifra de los 1.000 millones de euros invertidos en nuestro país en este tipo de proyectos. Este indicador, que se sitúa concretamente en los 1.312 millones de inversión, duplicando casi la cifra del año anterior, expresa uno de los mayores crecimientos entre los países de la UE en los últimos años.


Madrid y Barcelona, a la cabeza

Barcelona presenta una evolución más consolidada, con un histórico de proyectos que se remonta a los años 90, una sólida estructura de formación y mayor experiencia. Sin embargo, Madrid ha conseguido un gran ritmo de crecimiento en número de proyectos que, aunque protagonizado por startups de menor envergadura, apunta a una progresión todavía mayor en el futuro y a una potente atracción de nuevos capitales.

Es en este apartado, la atracción de capital, donde sorprende Barcelona en este último año: ha capitalizado una inversión del 61% de la cifra total, superando en más del doble a Madrid. Sin embargo, esta cifra se debe principalmente a las fuertes inversiones protagonizadas por Letgo, plataforma de venta de segunda mano, en los últimos rounds. Dicha cifra ha de ser estimada con cierta prudencia, aunque por el momento sitúa a la capital catalana como el tercer hub de inversión europeo y el cuarto mundial.

Qué factores influyen en este crecimiento de España

Los expertos destacan como principales factores de este crecimiento la capacidad de atracción de talento española por su calidad de vida y los bajos costes salariales. Un tercer factor importante sería la sinergia que provoca el contar con dos ciudades de referencia frente a la concentración exclusiva en los otros países en las capitales.

La atracción de talento

En un mundo laboral protagonizado por generaciones que priman la calidad de vida frente a los ingresos, las dos ciudades españolas ofrecen las condiciones más deseadas por el nuevo talento europeo. Siendo este talento la pieza clave de las startups, sobre todo cuando la empresa está en fase seed, es lógico pensar que a mayor atracción del talento se corresponde una mayor atracción del capital.

Los reducidos costes del talento cualificado

A pesar del atractivo de las ciudades españolas, los costes de este personal cualificado siguen siendo de los más bajos de Europa. Mientras un ingeniero en Londres o Berlín tiene un coste cercano a los 60.000 euros anuales, en España apenas supera los 30.000, lo que sitúa la inversión de lanzamiento de la startup en casi un 50% menos.