Pictet Asset Management
Pictet Asset Management
El rally en finanzas explicado en 4 puntos

El rally en finanzas explicado en 4 puntos

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar
Compartir

Aquí ofrecemos una breve guía a una de las palabras más usadas en las crónicas y los análisis financieros.
Hay palabras que, según el contexto en el que se usen, pueden adoptar significados totalmente distintos. Una de estas es «rally», que aparece a menudo en las crónicas y los análisis financieros. Pero ¿qué es y cómo funciona? 

¿Qué es un «rally» en finanzas?
En finanzas, el rally es un aumento claro de los precios de un activo (a menudo, acciones), la mayoría de las veces repentino y en parte inesperado. A pesar de que una subida sea un hecho objetivo, es necesario contextualizar el repunte. Puede, por ejemplo, tratarse de un incremento que parta de una base que ya era sólida, o de un ajuste tras una caída.

De la terminología bélica a las finanzas
El mundo financiero no creó este término, sino que lo adoptó. En efecto, «rally» procede del ámbito militar anglosajón, en el cual se refería a la «reunión» de las tropas, el primer paso para dar un vuelco a un momento difícil de una batalla. El término «rally» también se usa en la medicina: significa (un poco como en el campo de las finanzas) una recuperación del paciente rápida e inesperada.

Cuándo puede producirse
Los rallies financieros pueden deberse a diferentes motivos. En general, se puede decir que se producen tras la difusión de noticias que tienen (o podrían tener) un impacto positivo en los activos. El caso más clásico es el de la publicación de los resultados trimestrales de una empresa: unos datos alentadores o que incluso superen las expectativas impulsarán las compras y, por tanto, el precio de las acciones. Un rally también puede deberse a filtraciones de noticias en el mercado, a novedades normativas que podrían favorecer a algunos sectores o a anuncios de la política económica.

¿Cuánto dura un rally?
Normalmente, el término «rally» se usa para indicar incrementos repentinos y de corta duración. Pero la brevedad no es una característica definitoria del rally. De hecho, la subida puede tener una duración variable, yendo mucho más allá de una sola sesión o de pocas semanas de intercambios. Si, por ejemplo, hubiese muchos compradores y vendedores, el rally sería más repentino y breve. Pero si la presión de los compradores no se correspondiese con la misma disponibilidad de vendores, el rally podría ser menos marcado y tender a alargarse.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User