Muchos ahorradores tienen dudas a la hora de lanzarse al mundo de la inversión. Para animarte a invertir, te traemos tres consejos que pueden servirte si todavía no te atreves a sacar rentabilidad a tu dinero.

1 Prioriza el presente y márcate hitos

Dedica un porcentaje de tus ingresos (anuales, mensuales, semanales o diarios) para cosas “no esenciales”. Primero calcula tus ingresos, resta tus ingresos y de la cantidad disponible márcate un porcentaje para invertir.

Poco a poco irás formando una hucha de inversión que podrás poner a trabajar con el activo con el que te sientas más cómodo. Si quieres asumir más riesgo puedes optar por la bolsa o si eres más conservador por la deuda.

Si no tienes el conocimiento o la experiencia para lanzarte al mundo de la inversión, puedes optar por un asesor o acudir a servicios como Popcoin que te permiten invertir según un objetivo determinado. Además, en el caso de Popcoin inviertes en una cartera diversificada de fondos de inversión y gestionada por Bankinter.

2 Evita el todo o nada

Muchos inversores optan por el todo o nada, pero lo importante es ir poco a poco. Cuando pensamos en invertir, podemos no hacerlo porque ‘no tengo dinero’. Incluso, puede darse el caso contrario, invertir todos los ahorros. La virtud está en el punto medio.

Como hemos dicho anteriormente, si te fijas un porcentaje para la inversión da igual que tus ingresos sean 1.000 o 2.000. Si del dinero disponible decides apartar un 5%, quizá hablemos de ir juntando 50 o 100 euros al mes. Así, al final de un año puedes encontrarte con 1.200 o 600 euros.

Podría parecer una cantidad pequeña para invertir, pero hay que empezar por algo. Además, esa pequeña cantidad puede irse incrementando en un período de largo plazo. Quizá, si no te marcas un porcentaje y no te fijas el objetivo de invertir, acabarías gastándote ese dinero en otras cosas.

Hoy en día, servicios como Popcoin te permiten acceder a inversiones que hasta hace poco estaban reservadas a los grandes patrimonios. Desde 1.000 euros, puedes acceder a las carteras de fondos de inversión de Popcoin. Unas carteras que contienen fondos de gestión activa o indexada de las principales gestoras internacionales con unas de las comisiones más bajas del mercado.

3 Fija un objetivo y revísalo periódicamente

Quizá invertir por invertir no te llame la atención, pero y si inviertes para el viaje que quieres, para el coche que te quieres comprar o, simplemente, para tu jubilación. Si nos marcamos un objetivo con nuestra inversión, decidimos qué vamos a hacer con ese dinero cuando lleguemos a nuestra meta, es más fácil estar motivados.

Por ello, es un buen consejo fijar un objetivo, pero tenemos que ser realistas. Una meta que podamos conseguir y que también determinará el plazo temporal de nuestra inversión. Además de poner un objetivo, es muy importante que revisemos cómo va evolucionando esa meta.

No hay que obsesionarse y revisar todos los días como va nuestra inversión, pero si hay que hacerlo de forma periódica para ver si nos acercamos al objetivo. Gracias a servicios como Popcoin, los inversores pueden estar tranquilos porque expertos como los de Bankinter son los que se hacen cargo de su inversión. Ellos tomaran las decisiones más acertadas y solo tendremos que consultarlo cuando creamos conveniente.

Alta Popcoin