Los españoles confían cada vez más en los fondos de inversión y representan ya un 15% del ahorro que tienen las familias españolas, según los últimos datos del Banco de España (BdE). Actualmente, el dinero de los españoles invertido en fondos de inversión se sitúa en el máximo histórico de 320.400 millones.

Según las cifras del BdE conocidas recientemente, la cifra ha crecido un 2,5% en el primer trimestre del año. En total, los fondos de inversión han captado 8.723 millones de euros en los tres primeros meses del año y suponen ya un 15% de la riqueza financiera de las familias españolas.

Los depósitos, por su parte, pierden terreno al retroceder un 0,6% hasta marzo. Pese a los tipos de interés negativos, este activo más conservador sigue siendo el favorito de los españoles. En total, los españoles tienen atesorado en depósitos 852.000 millones de euros, un 39,9% de su riqueza financiera.

Según los datos del banco de España, los rendimientos de los depósitos hasta un año eran de un 0,06%. Si se amplía el plazo, hasta dos años, la rentabilidad que ofrecían este tipo de productos conservadores era de un 0,10%.

La inversión directa, ya sea en renta variable o fija, continúa como la segunda opción de inversión de los españoles, pese a retroceder un 4,5% durante este arranque de año. En total, los españoles tienen 564.500 millones de euros en bolsa y deuda.

Fondos de inversión: crecimiento continuo

La apuesta de los españoles por los fondos de inversión está en máximos históricos y en apenas ocho años ha crecido casi un 145%. Según datos del Banco de España, al cierre de 2010 las familias españolas tenían invertidos 131.191 millones de euros en fondos de inversión. Esta cifra suponía un 7,53% del total de los activos financieros de los españoles, que alcanzaban los 1,74 millones de euros.

Una cifra que retrocedió en 2011 y 2012, durante la parte más dura de la reciente crisis financiera. En esos años, la inversión en fondos cayó hasta los 121.144 millones en 2011 y 117.926 millones en 2012. Así, cayeron por debajo del 7% de la riqueza financiera de las familias.

Pero desde el 2013, la cantidad depositada en fondos de inversión ha crecido de forma exponencial, como se puede comprobar en el gráfico. Así en 2014 superó la barrea de los 200.000 millones y en 2017 los 300.000 millones. Un crecimiento que ha supuesto que cada vez los fondos de inversión pesan más en la riqueza de las familias.

De este modo, durante el primer trimestre de 2018 han cerrado en 320.373 millones de euros y suponen ya un 15% de los activos financieros de las familias españolas. Máximo en cifras totales y también en porcentaje.

Alta Popcoin