Recientemente, hemos abordado en nuestro Magazine un concepto fundamental a la hora de invertir: el riesgo financiero.

El Departamento de Análisis de Bankinter nos explica que el riesgo financiero es la incertidumbre asociada con un valor y el retorno de una inversión financiera.

Además, nos recueran que el riesgo de cualquier activo es mayor cuanto más variables sean los rendimientos posibles de una inversión. A dicha variabilidad se denomina volatilidad.

La diversificación permite mitigar el riesgo (denominado riesgo no sistemático o diversificable), sin embargo, hay una parte de riesgo no diversificable (riesgo sistemático) asociado a factores externos que afectan a todo tipo de activos.

¿Quieres aprender cómo se mide el riesgo y cómo evitarlo? Descúbrelo en nuestro último post: pincha aquí.

Alta Popcoin