Abante Asesores

Abante Talento y dedicación al servicio de los que quieren profundizar en el conocimiento de su relación con el dinero e invertir bien

Cómo tributan los inmuebles en el IRPF


Escrito 24 May

La tributación de la vivienda en la declaración de la renta varía según sea la habitual o la segunda, si genera o no rentas o cuando se vende. En todos los casos, debemos incluirla en la declaración.

Las personas que compraron su vivienda habitual antes de 2013 se pueden deducir las cantidades aportadas hasta 9.040 euros.

En el caso de los inmuebles que no constituyen nuestro domicilio habitual ni generan rentas, se tributa por la imputación de rentas en la base general. Es decir, se pagan impuestos sobre el 2% del valor catastral (el 1,1% si este se ha revisado después de enero de 1994), en función del tipo que nos corresponda.

Y los rendimientos del capital inmobiliario que obtenemos por las viviendas alquiladas tributan en la base general por la diferencia entre los ingresos y los gastos deducibles, también al tipo de cada contribuyente, como en el caso anterior.

En el caso de la venta, se genera una ganancia o pérdida patrimonial que tributa en la base del ahorro, a un tipo de entre el 19 y el 23% (los primeros 6.000 euros, al 19%, de 6.000 a 50.000 euros, al 21% y las cantidades que superen los 50.000 euros, al 23%).  La venta de la vivienda puede estar total o parcialmente exenta, en función de varios requisitos. Puedes verlo detallado en este artículo en nuestra web. 


También puede interesarte

Comentarios