La brusca caída de los precios del petróleo han tirado hacia abajo de los de los carburantes y éstos han provocado que la  inflación anual del cierre de 2014 haya sido negativa, por primera vez desde que se comenzó a registrar este indicador en 1962. En concreto, el  IPC anual cayó un 1%, tras haberse reducido en diciembre un 0,6% respecto a noviembre y encadena seis meses de bajadas, según los  datos publicados por el INE este jueves.

La  inflación subyacente, que elimina alimentos no elaborados y productos energéticos por ser más volátiles, ha subido una décima hasta el 0,0%. Tal y como explica el INE, han sido transporte, alimentos y bebidas no alcohólicas, vivienda y cultura los grupos que más han lastrado los precios. Transporte fue el que más cayó, un 3,4% y resta -0,517 en el índice, mientras que alimentos cayó un 0,3% y resta un 0,094 en la tasa interanual del IPC. Por su parte, la tasa anual del  Índice de Precios de Consumo Armonizado ( IPCA) se ha situado en el -1,1% y su variación mensual en diciembre ha sido de -0,7%.

(Fuente: INE)

Puedes leer el post completo en nuestra web corporativa