Juan Manuel Mazo, que se incorporó en 2011 a Abante para gestionar Maral Macro, dejará esta actividad a finales de año. Para dar continuidad a la gestión de este producto, hemos buscado la solución “dentro de las carteras de nuestros fondos de fondos, que es donde desde hace ya más de quince años incorporamos a los que consideramos los mejores gestores”, explica Joaquín Casasús, director general de Abante Asesores Gestión. El equipo de Attitude se hará cargo de la gestión del fondo una vez obtenidas las autorizaciones preceptivas de la CNMV.

Mazo ha tomado la decisión, de acuerdo con Abante, de dejar de gestionar el Maral Macro a partir del 1 de enero de 2016, tras gestionar durante los últimos cuatro años y medio el fondo, con un resultado que ha batido a la inflación y a la media de  sus competidores, medido por el HFRX.

El gestor explica las razones para dejar la activad de gestión: junto con motivos de carácter personal, Mazo considera que en el actual entorno de mercado, con tipos de interés cero, no puede ofrecer a los inversores la rentabilidad que se propuso en el lanzamiento del producto y que es más honesto ceder el testigo en estos momentos que cambiar la naturaleza del fondo para adaptarlo a las circunstancias actuales.

El equipo de Attitude (Julio López, Daniel Varela y Patrick Daries) tomará el relevo. En el 2011 lanzaron el fondo Attitude Opportunities, que es un fondo multiestrategia, con el objetivo de generar rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado con un enfoque de preservación del capital.

Después de un análisis riguroso, en el 2012 decidimos empezar a invertir con ellos. Desde su lanzamiento el fondo ha obtenido una rentabilidad anualizada del 4,28% (a 15 de diciembre de 2015), superando tanto a la renta fija como a la renta variable europea con una volatilidad muy controlada que se sitúa en el 3,30%.

Desde entonces hemos ido incrementando nuestra inversión con ellos, hasta hoy que los hemos considerado el equipo idóneo, por su experiencia, política de gestión y control de riesgos.

Carta  de Juan Manuel Mazo a los partícipes