Abante Asesores

Abante Talento y dedicación al servicio de los que quieren profundizar en el conocimiento de su relación con el dinero e invertir bien

Pangea Insights: ‘Cassandra’


Escrito 17 Dec 14

Además de ser un bar de la calle Nuñez de Balboa, 76, donde el trato es exquisito, y de los pocos sitios que te despiden diciéndote “que pases buen día”, Cassandra era hija de unos reyes de Troya a la que Apolo dio el don de la profecía. Cuando la joven traicionó al dios del vaticinio y de la música, ésta cayó en desgracia y, aunque conservó el don de los pronósticos, Apolo la maldijo para que nadie la creyera. De hecho, Cassandra fue la única que auguró la caída de Troya, pero nadie dio crédito a sus palabras.

La versión moderna de Cassandra son, sin duda, los estrategas de las casas de análisis y gestoras que a estas alturas de año, sobre todo los que pertenecen al  sell-side (parte vendedora), nos honran con sus predicciones. La mayor parte del  mercado ya no se sorprende con los pronósticos, porque han dejado de ser originales hace muchísimos años. Todos y cada uno de ellos acaban abocados al clásico vaticinio de que la bolsa -da igual el país en el que vivas- subirá un 10% (un 6% por beneficios, un 2% por dividendos y un 1% por expansión de PER – P rice-Earnings Ratio o ratio precio-beneficio-).

En este Insights establezco la hoja de ruta para el año que viene. Mi pronóstico para el Ibex es que el beneficio por acción será del 20%, así, el  punto óptimo de compra puede venir dado en la zona de un PER de 12 veces, es decir, en los 8.700 enteros. Este nivel constituye un soporte, algo que se pondrá de manifiesto cuando se produzca un empeoramiento de las encuestas electorales y cuando desaparezca el actual beneficio de la expansión del PER por encima. 

En el caso del S&P 500, por encima de los máximos de 2.080 puntos hay una oportunidad para vender. En el Euro Stoxx 50 hay un importante margen de crecimiento del beneficio por acción y tiene una importante resistencia en los 3.600 puntos. Al final, que Europa suba o no este año depende, en gran medida, de que bancos y petroleras avancen. 

Sobre el euro, hay que destacar que tanto exceso de consenso podría hacer que la divisa europea volviera de nuevo a la zona de 1,285-1,30 antes de atacar el nivel clave de los 1,20-1,19 dólares. Y en el petróleo sería razonable que el nuevo rango se sitúe entre los 55 y los 80 dólares.

El oro puede volver a máximos cuando el mercado empiece a tener miedo a la 'deflación mala' y en lo que se refiere al bono estadounidense a 10 años, no puede estar mucho tiempo tonteando con el 2%. Sobre el bund, solo la superación del 1% sería la confirmación de que Europa vive. 

SI DESEA LEER EL DOCUMENTO COMPLETO, PUEDE DESCARGAR EL PDF

U n saludo,

Alberto Espelosín, gestor de Abante Pangea [  +info]

Si desea recibir más información sobre Abante   Pangea, por favor, haga clic   AQUí   .

Comentarios (3)

18 Dec 14

Como de costumbre todo muy bien explicado y con gran lujo de
detalles. En 2014 la rentabilidad del fondo al 16 de diciembre: - 9,17
por ciento. En el ranking el 93 de 118. Le deseo para 2015 lo mejor,
sobre todo para esos suscriptores del fondo ávidos de pagarle el 9 por
ciento de comisión de éxito. En el Ibercaja Alpha todavía muchos a
pesar de ls años transcurridos han conseguido igualar la inversión que
hicieron en su día. Los mercados parecen no asumir sus sabios consejos
y hacen lo que quieren. Ya llegara el día en que no le aparezcan los
cisnes negros. Continuo pendiente de recibir respuesta a la carta que
le dirigí a través de Ibercaja pidiéndole explicaciones de su
apalancamiento en el sentido contrario al tomado por la bolsa. Le
sugiero se pase por los foros de Rankia donde le recuerdan casi a
diario. Feliz año 2015.


18 Dec 14

Realmente el Sr. Espelosín se explica bien, pero sus resultados  van
por otro lado. Ya es difícil batir a los índices, y mucho más si
practicas el contrarian. Este mundo de las finanzas no es para jugar.
Felices Fiestas.


19 Dec 14



Yo creo que el Sr. Espelosín parte de la teoría de que los
sueldos van a subir y a partir de ahí construye todo el
entramado. La realidad es que los sueldos no suben o que
incluso bajan, y con eso se le puede achacar lo que sea pero la
realidad es que el trabajo de cada uno de nosotros cunde menos
de lo que lo haría si se cumpliera la teoría del Sr. Espelosín.