Abante Asesores

Abante Talento y dedicación al servicio de los que quieren profundizar en el conocimiento de su relación con el dinero e invertir bien

Retribución en Especie - Cotización a la Seguridad Social


Escrito 22 Jan

Artículo publicado originalmente en nuestro blog de Cinco Días " Eres tú, no tu dinero".

¿Su empresa le aporta al Plan de Empleo, le paga el seguro médico o le da cheques comida? ¿Sabía que a partir de enero habrá que cotizar a la Seguridad Social por ese tipo de retribución?

Se acaba de aprobar el Real Decreto-Ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores que favorecen la contratación estable, particularmente mediante el contrato de trabajo por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores, pero también el contrato de trabajo a tiempo parcial y el contrato de trabajo en prácticas.

Dicho Real Decreto-Ley, además, obliga a las empresas a incluir la retribución en especie (aportaciones al plan de empleo, seguro médico, guardería, cheques comida, transporte del domicilio al trabajo…) en las bases de cotización.

Tanto las empresas, como los trabajadores, tienen que pagar un porcentaje del sueldo a la Seguridad Social. En el caso de las empresas es aproximadamente del 30% y en el caso de los trabajadores aproximadamente el 5%. Existe una base de cotización máxima que asciende a 43.764 euros, lo cual quiere decir que para sueldos superiores de dicho importe, las empresas cotizarán el 30% y los trabajadores el 5% de 43.764 euros.

Por tanto, esta medida afecta al coste que las empresas y los trabajadores tienen en concepto de cotización a la Seguridad Social, excepto en el caso de que dichos trabajadores ya estén en la base máxima (salarios superiores a 43.764 euros brutos al año).

Veamos cómo afecta esto a un inversor que tenga un salario de 30.000 euros y su empresa le aporte 3.000 euros al Plan de Empleo:

 

Tal y como se puede ver, tras la aprobación del Real Decreto-Ley, el coste para la empresa aumenta aproximadamente en 900 euros al año y el del trabajador en 150 euros al año.

En el caso de que el inversor tenga un sueldo superior a la base de cotización máxima (43.764 euros), el impacto tanto para la empresa como para el trabajador será nulo:

 

Paula Satrústegui, Subdirectora de Planificación Financiera de Abante

@abanteasesores


También puede interesarte

Comentarios