Los mercados de renta variable global han atravesado un período intenso en los primeros meses de 2018. La desaceleración ha llegado a todas las regiones, ya que las preocupaciones sobre el aumento de los tipos de interés y una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China han crecido. No obstante, las acciones de pequeña capitalización han demostrado ser relativamente resilientes durante este período turbulento.

Este comportamiento relativamente sólido subraya los beneficios para los inversores de incluir un componente de pequeña capitalización en sus carteras. Hay tres motivos interesantes para llevar a cabo una asignación a compañías de pequeña capitalización.

En primer lugar, como demuestra su evolución reciente, las acciones de las empresas más pequeñas ofrecen un margen considerable para la diversificación porque su rentabilidad no está altamente correlacionada con la de los índices de gran capitalización. En segundo, las empresas de pequeña capitalización ofrecen la posibilidad de obtener rentabilidades superiores e históricamente han superado a sus homólogas de gran capitalización.

Finalmente, la clase de activos implica un riesgo considerablemente inferior de lo que muchos suponen; de hecho, las empresas de pequeña capitalización a menudo son inversiones con menor riesgo con respecto a sus homólogas de gran capitalización.

De cara al futuro, la reciente corrección del mercado bursátil indica que los inversores finalmente se han despertado ante la perspectiva de mayores tipos de interés y la eliminación de la política monetaria expansiva. Esto significa que es improbable que las acciones sean una apuesta unidireccional a partir de aquí, aunque los sólidos datos económicos y los beneficios corporativos aún ofrecen motivos para ser optimistas. No obstante, con la reintroducción del riesgo y la eliminación del apoyo de los bancos centrales, los precios de las acciones deberán justificarse por los méritos de sus flujos de caja futuros, en lugar de por la expansión de la valoración impulsada por los tipos de interés.

Para más información visite este link.

 

La información de MSCI solo debe ser empleada para uso interno, no debe ser reproducida o redistribuida de ninguna forma y no debe ser usada como base para o como componente de ningún instrumento financiero, producto o índice. Ninguna información de MSCI está destinada a constituir un consejo de inversión y no debe utilizarse como tal. Los datos y análisis históricos no deben ser tomados como indicativos o garantía de ningún pronóstico o predicción de análisis de rentabilidad futura. La información de MSCI se proporciona en calidad de “tal” y el usuario de dicha información asumen el riesgo íntegro derivado de cualquier uso de dicha información. MSCI, cada una de sus filiales y cada una de las personas involucradas en la recogida, informatización o creación de cualquier información de MSCI (en conjunto, las partes MSCI) expresamente renuncian a todas las garantías (incluyendo sin limitaciones, cualquier garantía de originalidad, precisión, completitud, tiempo, no infracción, comercialización e idoneidad para un fin en particular) en relación a esta información. Sin menoscabar nada de lo anterior, en ningún caso ninguna de las partes MSCI tendrá responsabilidad por ninguna consecuencia directa, indirecta, especial, incidental, punitiva (incluyendo, sin ningún límite, beneficios perdidos) o cualquier otro daño (www.msci.com).

Las opiniones y conclusiones expresadas en esta comunicación se basan únicamente en el interés general y no deben tomarse como asesoramiento de inversiones o como una invitación a comprar o vender ningún título específico.

Cualesquiera datos que figuren en este documento y que se atribuyan a un tercero ("Datos de terceros") son propiedad de un(os) proveedor(es) externo(s) (el "Propietario") y Standard Life Aberdeen** está autorizada a usarlos. Está prohibida la copia o distribución de Datos de terceros. Los Datos de terceros se facilitan a título orientativo y no se garantiza que sean exactos, completos u oportunos. En la medida en que lo permita la legislación aplicable, ninguno de los Propietarios, Standard Life Aberdeen** o ninguna otra parte (incluida cualquier parte involucrada en el suministro y/o recopilación de Datos de terceros) tendrá ninguna responsabilidad respecto a los Datos de terceros o respecto a ningún uso que se haga de los Datos de terceros. La rentabilidad pasada no es garantía de resultados futuros. Ni el Propietario ni ningún otro patrocinador externo respaldan o promocionan el fondo o el producto al que se refieren los Datos de terceros.

**Standard Life Aberdeen significa el miembro correspondiente del grupo Standard Life Aberdeen group, siendo Standard Life Aberdeen plc junto con sus empresas filiales y compañías asociadas (bien directas o indirectas) en cada momento.