Multiactivo nuevo

A medida que los estímulos fiscales podrían empezar a desvanecerse en Estados Unidos y Europa, vemos mayores riesgos para el crecimiento. Los inversores deberían tratar de moderar su exposición al riesgo.

Después de una década de expansión económica, los análisis a largo plazo sugieren que estamos llegando a un punto en el que el crecimiento de EE.UU. - y por derivación el crecimiento global - comienza a estabilizarse, antes de contraerse.
Tanto Estados Unidos como Europa están en una fase de retirada de las políticas monetarias acomodaticias que han apuntalado sus mercados financieros desde la crisis financiera de 2008. La pregunta para los inversores es qué esperar después.

Los datos económicos todavía se mantienen razonablemente bien. El crecimiento del empleo en EE.UU. es saludable y los precios del petróleo relativamente moderados, lo que impulsa los ingresos reales y mejora las perspectivas para los consumidores.

Sin embargo, ha sido principalmente una política fiscal flexible lo que ha permitido a EE.UU. liderar la expansión de los mercados desarrollados. A medida que este estímulo desaparezca, podríamos esperar que el crecimiento se desacelere.
Como tal, la Reserva Federal de EE.UU. se enfrenta a un difícil acto de equilibrio, consciente de que cometer un error de política que podría poner fin a este prolongado ciclo de expansión.

A pesar del repunte en los mercados de valores este año, creemos que existen mayores riesgos para el crecimiento. El motor de la Eurozona está balbuceando, con el Brexit en una fase de crisis. Y aunque China está añadiendo estímulos fiscales y monetarios específicos, ello se produce en el contexto de una economía en transición hacia un crecimiento más lento.
Añadamos que la inestabilidad geopolítica, el proteccionismo comercial y las políticas populistas podrían perturbar aún más los mercados, y prevemos un potencial considerable de debilidad de los mercados financieros.

Es por eso que pensamos que los inversores deberían tratar de moderar su exposición al riesgo. Ya no pueden confiar en los mercados tradicionales de renta variable y renta fija para obtener el tipo de rendimiento que han obtenido en el pasado.

La mayoría de los mercados desarrollados están sufriendo un debilitamiento demográfico, han de hacer frente a una elevada deuda y a un creciente proteccionismo. Las acciones parecen estar sobrevaluadas en relación con sus perspectivas de beneficios, mientras que el rendimiento de los bonos de los mercados desarrollados sigue siendo bajo y ofrece escasa protección en caso de que la inflación se recupere y desencadene una aceleración de las subidas de los tipos.

Riesgo y retorno
La diversificación es una buena manera de moderar los riesgos sin sacrificar necesariamente la rentabilidad. Los fondos multiactivo permiten a los inversores diversificarse al tiempo que mantienen todos los activos cartera.

Muchos fondos afirman estar diversificados. Pero mire con atención y encontrará que la mayoría de las ofertas son sólo una combinación básica de acciones, bonos y efectivo. Esto podría dejar a los inversores muy expuestos en un mundo en el que los rendimientos esperados de la renta variable y de los bonos son más bajos y tal vez estén más estrechamente correlacionados.

Creemos que el mejor punto de partida es una genuina diversificación. El valor real de la inversión en múltiples activos es poder combinar una amplia gama de clases de activo con atractivas perspectivas de rentabilidad, pero con diferentes motores de rentabilidad, con el fin de lograr rendimientos consistentes y reducir el riesgo de caídas.

Por supuesto, identificar qué activos ofrecen un buen potencial a largo plazo a niveles aceptables de riesgo requiere experiencia, buen juicio y amplios recursos. Consideramos que los inversores deberían elegir a un gestor capaz de hacer un uso más amplio de las clases de activos para cumplir sus objetivos de inversión y resistir los choques externos. En nuestra opinión, esto significa invertir en mercados desarrollados y emergentes, en renta fija tradicional y de mayor rendimiento y en una amplia gama de inversiones alternativas.

Entre las clases de activos líquidos de mayor tamaño, estamos a favor de los bonos emergentes en moneda local debido a los rendimientos nominales y reales relativamente altos que se ofrecen. Las valoraciones de las divisas son bajas y los fundamentales subyacentes son sólidos, dadas las buenas perspectivas de crecimiento a medio plazo de las economías emergentes. Esta clase de activos tiene el potencial de generar rentabilidad independientemente de la renta variable, como lo hizo en las caídas de los mercados acciones en 2008 y 2018.

También señalamos el potencial de los activos alternativos con una correlación limitada con el ciclo económico. Lo que impulsa sus ingresos es diferente de lo que impulsa a las acciones y bonos tradicionales, lo que les permite proporcionar un flujo de ingresos recurrentes que no debería verse afectado en gran medida por las turbulencias del mercado.

Históricamente, estos activos alternativos no han sido líquidos, lo que significa que pueden ser difíciles de comprar y vender a corto plazo. Sin embargo, en la última década se han vuelto más fácil acceso a través de sociedades de inversión cotizadas que son negociables. Se trata de empresas dirigidas por un consejo de administración que responde ante los accionistas. La empresa emite acciones e invierte los ingresos en activos alternativos que posee en un fondo.

Esto les da una estructura de capital semipermanente que les permite invertir en activos alternativos que de otra manera serían inaccesibles en un vehículo regulado. Estas sociedades de inversión han abierto un nuevo universo de oportunidades para los inversores no profesionales que desean una verdadera diversificación sin iliquidez. Esto incluye clases de activo tales como infraestructura renovable, infraestructura social, propiedades, arrendamiento de aeronaves, financiación de litigios y royalties sanitarios.

Por lo tanto, aconsejamos a los inversores que diversifiquen sus inversiones para que sus carteras sean más capaces de sobrellevar la volatilidad. Después de todo, eso es algo de lo que esperamos ver más a medida que miramos hacia el futuro.

Mike Brooks, responsable de multiactivo diversificado de Aberdeen Standard Investments 
Si quiere acceder a más artículos e informes sobre mercados puede acudir a nuestra página Thinking Aloud en español.

 

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden subir o bajar y los clientes pueden recibir menos de la cantidad invertida inicialmente. 
Información importante.
Sólo para inversores profesionales (en Suiza sólo para inversores cualificados) y asesores financieros-no para uso de inversores minoristas
Aberdeen Standard Investments es una marca del negocio de inversiones de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments. A menos que se indique otra cosa, este documento sólo hace referencia a productos de inversión, equipos, procesos y opiniones de Aberdeen Asset Management a la fecha de la publicación.
 
Datos de contacto
Si necesita información adicional, por favor visite aberdeenstandard.com para obtener detalles de su representante local de Aberdeen. 
El documento anterior es estrictamente una propuesta informativa y no debería ser considerado una oferta, recomendación de inversión o solicitud para contratar o invertir en los fondos mencionados y no constituye un análisis de inversión como define la Directiva Europea 2003/125/EC. Aberdeen Asset Managers Limited (“Aberdeen”) no garantiza la precisión, adecuación e integridad de la información o integridad de la información o los materiales contenidos en documento y expresamente rechaza la responsabilidad por errores u omisiones en esta información o materiales. 
Cualquier investigación o análisis utilizado por Aberdeen para la elaboración de este documento ha sido elaborado por Aberdeen para su propio uso y puede haber actuado en su propio beneficio. El resultado obtenido está disponible sólo de manera casual y no está garantizada la precisión de la información. Algunas de las informaciones de este documento pueden contener previsiones a futuro u otras declaraciones en relación a eventos futuros o evolución financiera futura de países, mercados o compañías. Estas valoraciones son sólo predicciones y los eventos actuales o resultados pueden diferir significativamente. Los lectores pueden realizar sus propias valoraciones de la relevancia, precisión o exactitud de la información contenida en este documento y hacer sus propios análisis independientes, que puedan considerar necesarios o apropiados para la oferta de dicho asesoramiento. 
Cualquier opinión o estimación contenida en este documento está hecha sobre una base general y el lector no debe confiar como si fuera asesoramiento. Ni Aberdeen, ni ninguno de sus empleados, compañías asociadas al grupo o agentes ha expresado sus consideraciones ni han hecho ni ninguno de ellos un análisis de los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, cualquier persona concreta o grupo de personas. En consecuencia, no garantiza su adecuación y no acepta ninguna responsabilidad sobre las pérdidas derivadas tanto directa como indirectamente en los resultados del lector, persona o grupo de personas que actúen por cualquier información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen se reserva el derecho a realizar cambios y correcciones en la información de este documento sin previo aviso.
 
Este documento puede ser distribuido por las siguientes filiales de Aberdeen en los países relevantes: 
Reino Unido, Noruega y países de la UE por Aberdeen Asset Managers Limited. Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en Reino Unido. 
Emitido en Suiza por Aberdeen Asset Managers Switzerland AG (“AAMS”). Registrado en Suiza con el número CHE-114.943.983. Oficina de registro Schweizergasse 14, 8001 Zurich. Autorizado por la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros de Suiza como distribuidor de planes de inversión colectiva.
Abu Dhabi Global Market (“ADGM”) por Aberdeen Asset Middle East Limited. Regulado por la ADMG Financial Services Regulatory Authority. Aberdeen Asset Middle East Limited cuenta con licencia FSRA Prudential Categoría 4, y tiene permitido ofrecer las siguientes actividades de servicios financieros en ADGM: (i) asesoramiento de inversiones o créditos y (ii) cerrar acuerdos de inversión.
La información de MSCI puede emplearse únicamente para uso interno, no puede ser reproducida o difundida de ninguna forma y no puede usarse como base para o como componente de ningún instrumento financiero o producto o índice. Ninguna información de MSCI está destinada a constituir un asesoramiento de inversión o recomendación para tomar (o dejar de tomar) cualquier decisión de inversión y no puede invocarse como tal. Los datos históricos y análisis no deberían tomarse como un indicador o garantía de ninguna rentabilidad futura, análisis, previsión o predicción. La información de MSCI se ofrece en un una base “como es” y el usuario de esta información asume el riesgo completo de cualquier uso que se haga de esta información. MSCI, cada uno de sus afiliados y cada persona envuelta en o relacionada con la recopilación, computación o creación de cualquier información MSCI (colectivamente, las partes “MSCI”) renuncian expresamente a todas las garantías (incluyendo sin limitación cualquier garantía de originalidad, exactitud, integridad, adecuación temporal, de no infracción, comercialización y adecuación para un propósito particular) con respecto a esta información. Sin limitar nada de lo anterior, en ninguna circunstancia ninguna parte de MSCI tendrá ninguna responsabilidad directa, indirecta, especial, incidental, punitiva, o como consecuencia (incluyendo, sin ninguna limitación, la pérdida de beneficios) o cualquier otro daño (www.msci.com).
Visítenos online
aberdeenstandard.com