China

Los cambios regulatorios y las mejoras en la divulgación de información financiera y en el activismo hacen posible el optimismo de los inversores.

En China se encuentran algunas de las ciudades más contaminadas del mundo, como su capital. Por eso resulta paradójico que la Asociación Asiática de Gobierno Corporativo celebrase precisamente en Pekín su último congreso anual sobre cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés).

Como asistente al congreso, me topé con una auténtica avalancha humana de gestores de activos, tanto nacionales como extranjeros, banqueros, intermediarios financieros y miembros de consejos de administración, así como representantes de empresas y ONG. Este rotundo éxito de participación refleja el creciente interés que despiertan las cuestiones ESG.

El programa estaba repleto de sesiones sobre gobierno corporativo y activismo inversor, y la asociación presentó su primer informe sobre gobierno corporativo centrado en China, que aborda aspectos específicos del gigante asiático. Conforme avanzaban las sesiones, se hizo evidente que los inversores y los dueños de los activos en China aún tienen mucho que aprender en lo que se refiere a integrar criterios ESG en sus procesos de toma de decisiones de inversion.

Para empezar, el mercado bursátil chino está formado principalmente por inversores minoristas que no parecen muy interesados en pedir explicaciones sobre cuestiones ESG, como tampoco lo están muchos de los gestores institucionales. Esta indiferencia no resulta sorprendente si tenemos en cuenta que los criterios ESG prácticamente ni se mencionan en los numerosos foros de inversión locales. La amplia mayoría se beneficia del activismo en materia de ESG que lleva a cabo una minúscula minoría de inversores, normalmente gestoras internacionales de fondos de inversión long-only.

Además, el mercado chino presenta diversos retos específicos, empezando por la ausencia de un ecosistema local, como un marco regulatorio formal, que respalde y guíe a inversores y dueños de los activos a la hora de integrar los criterios ESG en sus decisiones de inversión. Para muchas firmas chinas, los informes sobre ESG no son más que una actividad mecánica de obligado cumplimiento, sin tener en cuenta todo lo que pueden aportar a la due diligence de la gestión de riesgos o cómo pueden contribuir a mejorar el rendimiento corporativo a largo plazo.

Por otro lado, la participación accionarial puede estar muy concentrada y resultar compleja, con estructuras societarias y participaciones cruzadas por las que las empresas invierten en aquellas empresas que, a su vez, les han comprado acciones, lo que genera dudas sobre posibles conflictos de interés. Además, en comparación con los mercados desarrollados, el sistema legal chino está aún muy verde en lo que refiere a la protección de los intereses de los accionistas minoritarios.

Desde una perspectiva global, tampoco ayuda que escasee la información fiable sobre parámetros ESG como los índices de rotación de personal o las ratios de intensidad de emisiones y de consumo de agua. A menudo, las calificaciones que otorgan los dos principales proveedores de información ESG (MSCI y Sustainalytics) a las mismas empresas difieren sustancialmente, lo que hace que los inversores más escépticos cuestionen la subjetividad de las mismas.

Aspectos positivos

Aun así, vemos algunos aspectos positivos. En abril de 2018, el regulador chino (China Securities Regulatory Commission o CSRC) modificó sus normas en materia de gobierno corporativo. Los cambios incluían una regulación más estricta de los dividendos y la divulgación de información financiera, más protección para los pequeños inversores y una mayor formalización de las funciones y responsabilidades de los consejos de administración.

Cabe destacar que la bolsa de Shanghái (Shanghai Stock Exchange, o SSE) ya exigía que las empresas cotizadas incorporasen algunas de estas medidas, incluso antes del anuncio oficial de la CSRC.

Los avances en materia de gobierno corporativo registrados en los últimos años por la SSE resultan alentadores. Durante el congreso, los representantes de la bolsa de valores explicaron que el porcentaje de participación de los accionistas mayoritarios en las empresas que cotizan en la SSE se ha ido reduciendo progresivamente, del 40% al 30% (mediados de noviembre de 2018), según un análisis realizado internamente, una tendencia positiva porque implica una mayor diversificación de la participación accionarial.

Los representantes de la SSE también destacaron que el número de consejeros independientes ha aumentando significativamente en los consejos de administración de las cotizadas chinas y ya alcanza el 33% de media, aunque muchas empresas superan con creces esa cifra.

Asimismo, observamos que la experiencia internacional y la relevancia de las capacidades de los consejeros independientes están mejorando. Según los representantes de la SSE, casi el 60% de las cotizadas chinas incluyen acciones de la empresa en sus planes de incentivos, lo que refuerza la alineación de intereses entre directivos y empleados.

La distribución de dividendos también ha mejorado gracias a que las compañías han empezado a aplicar políticas formales de payout. Como destacan los representantes, entre marzo de 2012 y marzo de 2017 las ratios de payout aumentaron hasta el 30% o incluso más, en el caso de las blue-chips.

La divulgación de información financiera también ha mejorado entre las empresas que cotizan en la SSE, cada vez más conscientes del impulso mundial que recibe la inversión ESG. Según datos de la bolsa de valores, entre 500 y 600 empresas chinas ya publican informes de responsabilidad social corporativa en los que desgranan su visión en materia de sostenibilidad, sus planes para reducir su huella de carbono y las medidas adoptadas para minimizar los riesgos relacionados con factores ESG.

“La percepción cada vez mayor de que nuestra presencia en China no es algo pasajero ha contribuido a mejorar el diálogo con las empresas en las que invertirmos"

Aunque son solo los primeros pasos, todo esto refleja un cambio de mentalidad que podría resultar muy positivo de aquí en adelante. Las empresas chinas se muestran cada vez más dispuestas a colaborar con nosotros y a tener en cuenta nuestros intereses como accionistas. También la percepción cada vez mayor de que nuestra presencia en China no es algo pasajero ha contribuido a mejorar el diálogo con las empresas en las que invertirmos. Sin duda, una prueba tangible de los avances positivos que registra este mercado.

Si quiere acceder a más artículos e informes sobre mercados puede acudir a nuestra página Thinking Aloud en español.

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden subir o bajar y los clientes pueden recibir menos de la cantidad invertida inicialmente. 
Información importante.

Sólo para inversores profesionales (en Suiza sólo para inversores cualificados) y asesores financieros-no para uso de inversores minoristas
Aberdeen Standard Investments es una marca del negocio de inversiones de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments. A menos que se indique otra cosa, este documento sólo hace referencia a productos de inversión, equipos, procesos y opiniones de Aberdeen Asset Management a la fecha de la publicación.
 
Datos de contacto
Si necesita información adicional, por favor visite aberdeenstandard.com para obtener detalles de su representante local de Aberdeen. 
El documento anterior es estrictamente una propuesta informativa y no debería ser considerado una oferta, recomendación de inversión o solicitud para contratar o invertir en los fondos mencionados y no constituye un análisis de inversión como define la Directiva Europea 2003/125/EC. Aberdeen Asset Managers Limited (“Aberdeen”) no garantiza la precisión, adecuación e integridad de la información o integridad de la información o los materiales contenidos en documento y expresamente rechaza la responsabilidad por errores u omisiones en esta información o materiales. 
Cualquier investigación o análisis utilizado por Aberdeen para la elaboración de este documento ha sido elaborado por Aberdeen para su propio uso y puede haber actuado en su propio beneficio. El resultado obtenido está disponible sólo de manera casual y no está garantizada la precisión de la información. Algunas de las informaciones de este documento pueden contener previsiones a futuro u otras declaraciones en relación a eventos futuros o evolución financiera futura de países, mercados o compañías. Estas valoraciones son sólo predicciones y los eventos actuales o resultados pueden diferir significativamente. Los lectores pueden realizar sus propias valoraciones de la relevancia, precisión o exactitud de la información contenida en este documento y hacer sus propios análisis independientes, que puedan considerar necesarios o apropiados para la oferta de dicho asesoramiento. 
Cualquier opinión o estimación contenida en este documento está hecha sobre una base general y el lector no debe confiar como si fuera asesoramiento. Ni Aberdeen, ni ninguno de sus empleados, compañías asociadas al grupo o agentes ha expresado sus consideraciones ni han hecho ni ninguno de ellos un análisis de los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, cualquier persona concreta o grupo de personas. En consecuencia, no garantiza su adecuación y no acepta ninguna responsabilidad sobre las pérdidas derivadas tanto directa como indirectamente en los resultados del lector, persona o grupo de personas que actúen por cualquier información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen se reserva el derecho a realizar cambios y correcciones en la información de este documento sin previo aviso.
 
Este documento puede ser distribuido por las siguientes filiales de Aberdeen en los países relevantes: 
Reino Unido, Noruega y países de la UE por Aberdeen Asset Managers Limited. Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en Reino Unido. 
Emitido en Suiza por Aberdeen Asset Managers Switzerland AG (“AAMS”). Registrado en Suiza con el número CHE-114.943.983. Oficina de registro Schweizergasse 14, 8001 Zurich. Autorizado por la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros de Suiza como distribuidor de planes de inversión colectiva.
Abu Dhabi Global Market (“ADGM”) por Aberdeen Asset Middle East Limited. Regulado por la ADMG Financial Services Regulatory Authority. Aberdeen Asset Middle East Limited cuenta con licencia FSRA Prudential Categoría 4, y tiene permitido ofrecer las siguientes actividades de servicios financieros en ADGM: (i) asesoramiento de inversiones o créditos y (ii) cerrar acuerdos de inversión.
La información de MSCI puede emplearse únicamente para uso interno, no puede ser reproducida o difundida de ninguna forma y no puede usarse como base para o como componente de ningún instrumento financiero o producto o índice. Ninguna información de MSCI está destinada a constituir un asesoramiento de inversión o recomendación para tomar (o dejar de tomar) cualquier decisión de inversión y no puede invocarse como tal. Los datos históricos y análisis no deberían tomarse como un indicador o garantía de ninguna rentabilidad futura, análisis, previsión o predicción. La información de MSCI se ofrece en un una base “como es” y el usuario de esta información asume el riesgo completo de cualquier uso que se haga de esta información. MSCI, cada uno de sus afiliados y cada persona envuelta en o relacionada con la recopilación, computación o creación de cualquier información MSCI (colectivamente, las partes “MSCI”) renuncian expresamente a todas las garantías (incluyendo sin limitación cualquier garantía de originalidad, exactitud, integridad, adecuación temporal, de no infracción, comercialización y adecuación para un propósito particular) con respecto a esta información. Sin limitar nada de lo anterior, en ninguna circunstancia ninguna parte de MSCI tendrá ninguna responsabilidad directa, indirecta, especial, incidental, punitiva, o como consecuencia (incluyendo, sin ninguna limitación, la pérdida de beneficios) o cualquier otro daño (www.msci.com).
Visítenos online
aberdeenstandard.com