La recuperación económica de Estados Unidos y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca están acaparando la atención de buena parte del mundo por su importancia en el funcionamiento de la economía mundial. La región de Asia-Pacífico no es una excepción, ya que la mejoría económica del país norteamericano supone un importante riesgo para las economías de esta parte del globo debido a las distorsiones que puede provocar en los flujos de asignación de activos.

Este hecho es demasiado volátil para los inversores con visión a corto plazo, pero creo que para los inversores que tenemos una visión a largo plazo, se puede convertir realmente en una oportunidad para acceder a estrategias en las que se miran muy de cerca los balances o las empresas, ya que es muy difícil reflejar el sentimiento en los fundamentales.

Para encontrar valor dentro de este contexto, la selección de los valores es fundamental. Hay que llevar a cabo revisiones intensivas de las compañías, análisis propios y visitas a los diferentes países para tener un conocimiento más profundo, así como reuniones con los equipos directivos antes de invertir o la aplicación de criterios de calidad y precios, junto a la independencia, fruto de no seguir a ningún índice de referencia.

De hecho, las desviaciones con respecto al índice de referencia MSCI AC Asia Pacific ex Japan reflejan que el posicionamiento geográfico y por sectores es secundario, teniendo una exposición notablemente superior que la establecida por el índice de referencia a países como Singapur o India y, por el contrario, más reducida a economías como la china, australiana o taiwanesa. 

Con respecto al riesgo, l os desafíos de China continúan siendo algo a lo que prestar atención, como el sistema bancario, o sectores con exceso de capacidad, como el acero, y también el hecho de que necesitan equilibrar la presión sobre el yuan y emplear las reservas en recapitalizar adecuadamente diferentes sectores. En India no vemos tanto riesgo en estos momentos, y en Indonesia dependerá del comportamiento de los precios de las materias primas a medio plazo.

La presidencia de Trump es uno de los grandes riesgos para la región en los que más se ha incidido. Sin embargo, el carácter de Trump hace que sea realmente complicado pronosticar cuál será su hoja de ruta o qué políticas de las que ha defendido en su retórica terminará aplicando. Aunque eso sí, según transcurre el tiempo desde su llegada a la Casa Blanca, se van haciendo más evidentes algunos de los puntos que más prioriza el nuevo presidente estadounidense.

En este sentido, se podrían destacar tres aspectos que parecen ocupar un papel más importante en la lista de prioridades de Trump: f omentar el fortalecimiento del dólar, impulsar un proteccionismo centrado sobre todo en el mercado laboral e impulsar una subida de tipos de interés de la Fed más agresiva.

Respecto a la retirada de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) se podría decir que constituye un riesgo más geopolítico que económico. Es cierto que la decisión norteamericana afectará a determinadas compañías y sectores, pero las consecuencias negativas de esta decisión deberían diluirse a medio plazo ya que el impacto no será necesariamente largo.

Adrian Lim, gestor del equipo de Renta Variable Asiática en Aberdeen AM

Información importante

Lo anterior es estrictamente informativo y no debe ser considerado como una oferta o petición para negociar en cualquiera de las inversiones mencionadas en el presente documento. Aberdeen Asset Managers Limited (AAML) no garantiza la exactitud, adecuación o integridad de la información y materiales contenidos en este documento y rechaza expresamente toda responsabilidad por errores u omisiones en la información y los materiales. Cualquier investigación o análisis utilizado en la preparación de este documento ha sido obtenido por AAML para su propio uso, y la entidad puede haber actuado por su propia finalidad. Los resultados así obtenidos se ponen a disposición sólo por coincidencia y la exactitud de la información está garantizada. Una parte de la información en este documento puede contener proyecciones u otras declaraciones prospectivas con respecto a eventos futuros o rendimiento financiero futuro de los países , mercados o empresas. Estas afirmaciones son sólo predicciones y los eventos o resultados reales pueden diferir materialmente. El lector debe hacer su propia evaluación de la exactitud y pertinencia de la información contenida en este documento y hacer tales investigaciones de forma independiente, si él las considere necesarias o convenientes para el objetivo de esta evaluación. Cualquier opinión o estimación contenida en este documento se hace con carácter general y no debe ser considerada por el lector como un consejo. Ninguno de los empleados o agentes de AAML ha dado ninguna consideración y tampoco ha realizado ninguna investigación sobre los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, de cualquier persona o grupo de personas. En consecuencia, no se da ninguna garantía y no se acepta ninguna responsabilidad por cualquier pérdida que surja directa o indirectamente del lector, cualquier persona o grupo de personas actuando según la información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen Asset Managers Limited se reserva el derecho de realizar cambios y correcciones a sus opiniones expresadas en este documento en cualquier momento, sin previo aviso.

Emitido en la UE por Aberdeen Asset Managers Limited (" AAML ") . Registrada en Escocia N. º 108419 . Domicilio social: Terraza 10 Reina, Aberdeen, AB10 1YG . Autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera (Financial Conduct Authority) en el Reino Unido.