Economía mundial

 

La reunión del G7 se han producido con un telón de fondos protagonizado por un aumento de las tensiones comerciales, lo que en estos momentos está oscureciendo el entorno macro. Aunque las medidas anunciadas hasta el momento no son lo suficientemente importantes como para generar consecuencias macroeconómicas significativas, el riesgo de una escalada más dañina, ha aumentado. En particular, la relación entre Estados Unidos y China sigue en el foco, debido a las perspectivas de subidas de aranceles, pero también otras medidas que no implican tarifas como las restricciones de las inversiones bilaterales. Aunque los costes recíprocos de un aumento del conflicto comercial sugieren que los ladridos que rodean a la retórica comercial podrían ser mayores que los mordiscos, los inversores tendrán que tener en cuenta una mayor incertidumbre en el futuro.

Junto a estas escaramuzas comerciales hemos asistido al inicio de otros factores preocupantes en la economía global; las disrupciones en la oferta han elevado los precios del petróleo, el populismo en Italia está aumentando la preocupación con respecto a la estabilidad en la región y el estrechamiento en la liquidez del dólar está creando presiones en algunos mercados emergentes. En su conjunto, todo ha creado un camino lleno de baches para las economías y los mercados si se compara con la suave travesía del año pasado.

En cualquier caso, mientras que se generaban todas estas preocupaciones, no son todavía lo suficientemente severas como para interrumpir los fuerte fundamentales de la economía global. De hecho, este año hemos reducido ligeramente nuestras previsiones, seguimos esperando que el PIB sea el más fuerte desde 2011, antes de enfriarse conforme madura el ciclo.  Una salvedad es que este crecimiento puede conllevar más riesgo, ser menos continuo y menos homogéneo entre sectores y economía, lo que deja claro que tenemos que diferenciar entre mercados y clases de activos.  

James McCann, senior global economist de Aberdeen Standard Investment

Información importante

El valor de las inversiones y los ingresos que se obtienen de las mismas pueden tanto subir como bajar y se puede recibir una cantidad inferior a la invertida. Rentabilidades pasadas no son guía de resultados futuros. El tratamiento fiscal depende de las circunstancias individuales de cada inversor y puede estar sujeto a cambios en el futuro. Recomendamos que se busque asesoramiento financiero antes de tomar decisiones de inversión.

Aberdeen Standard Investments es la marca para el negocio de inversión de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments.

Los detalles contenidos en este documento tienen únicamente propósitos informativos y no deberían ser considerados como una oferta, recomendación de inversión o acuerdo en ninguna de las inversiones o fondos y no constituye un análisis de inversión, recomendación de inversión o asesoramiento de inversión en ninguna jurisdicción. Cualquier análisis empleado del que derive, o en relación con, la información del documento ha sido suministrado por nosotros para nuestro propio, sin tener en cuenta los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares de ningún inversor específico y puede haber sido actuado para nuestro propio propósito. No se garantiza la adecuación, exactitud o integridad de la información contenida en la contaminación y no hay ninguna responsabilidad por errores u omisiones de dicha información. Los lectores deben evaluar la relevancia, exactitud y adecuación de la información contenida en este comunicado y realizar de esta forma investigaciones independientes, ya que lo pueden considerar necesario o apropiado para e propósito de tal valoración. Ninguna opinión o estimación contenida en esta comunicación está hecha en base general. Ninguna información aquí contenida constituye asesoramiento de inversión, fiscal, legal o de cualquier otro tipo ni una invitación para solicitar valores en ninguna jurisdicción en la que estas ofertas o invitaciones sean ilegales o en las que las personas que realicen estas ofertas no estén cualificadas para ello.

Esta comunicación está disponible para su distribución en Reino Unido, Noruega y los países de la Unión Europea por Aberdeen Asset Managers Limited, filial de Aberdeen Asset Management y autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido. Oficina de registro: 10 Queen’s Terrace, Aberdeen AB10 1YG. Registrada en Escocia con el número 108419.

Standard Life Investments Limited se reconoce en Escocia (SC123321) en 1 George Street, Edinburgh EH2 2LL. Standard Life Investments Limited  está autorizada por la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido. Standard Life Investments Limited, compañía registrada en Irlanda (904256) en 90 St Stephen’s Green Dublin 2, está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido.