Aberdeen Standard Investments
Aberdeen Standard Investments
Los peligros, los datos y Darwin: los hedge funds se enfrentan al futuro

Los peligros, los datos y Darwin: los hedge funds se enfrentan al futuro

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Bajo la presión de la innovación, de los clientes exigentes y de ‘Old Father Time’, los hedge funds se enfrentan a numerosos desafíos. Un entorno en rápida evolución marcará el final de quienes sean incapaces de mantener el ritmo. Pero en una industria darwiniana, quienes sean capaces de innovar y adaptarse serán quienes finalmente se beneficien, y con ellos lo harán sus clientes.

En un nuevo informe, la Asociación de Gestión Alternativa de Inversiones (AIMA, por sus siglas en inglés) explora estos retos. También incluye una visión del futuro de la industria en la que el desafío del cambio es bien acogido.

En los últimos años, los enfoques innovadores han transformado el panorama de la inversión. Más que la división tradicional entre alfa y beta, los hedge funds ahora tienen que lidiar con los enfoques basados en ‘smart beta’ y ‘alternative beta’ que han creado un entorno de mercado más complicado. Esto hace que el principal trabajo de un hedge fund, la extracción de alfa, se haya vuelto significativamente más complicado.

Como en muchas otras industrias, los hedge funds también se enfrentan a la disrupción tecnológica. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático van a tener un papel cada vez mayor en la gestión de inversiones. Las estrategias smart beta, por ejemplo, están aprovechando cada vez más la inteligencia artificial para crear una oferta más sofisticada. 

También existe la previsión de que los gigantes tecnológicos que poseen los conjuntos de datos más grandes del mundo, como Google o Amazon, se muevan hacia la gestión de fondos. Para sostenerse a sí mismos, los hedge funds tienen que apoyarse en la obtención de datos y el aprendizaje automático para guiar sus decisiones de inversión.

Otro de los desafíos consiste en la contratación de las personas adecuadas. De manera tradicional, los hedge funds han contratado desde escuelas de negocios. Hoy en día, necesitan competir por el talento con Silicon Valley. Con el ‘big data’ desempeñando un papel cada vez más importante, los hedge funds necesitan individuos que puedan aglutinarlo, limpiarlo y analizarlo. En resumen, necesitan a las mentes más brillantes.

Los hedge funds también se enfrentan a unas exigencias crecientes de sus clientes. Las comisiones y la rentabilidad se han puesto bajo una gran vigilancia en los últimos años y los clientes son mucho más sofisticados y están mejor informados. Hoy en día, los gestores de hedge funds no pueden esconderse detrás de las cortinas como el Mago de Oz. Su misticismo se ha desvanecido y los inversores no están preparados para aceptar costes injustificables o excusas para una mala rentabilidad.

Las preocupaciones sobre cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) están ganando peso. Esto presenta un obstáculo de rentabilidad adicional para los hedge funds al reducir su universo potencial.

Y luego está el tiempo en sí mismo. La industria puede ser relativamente joven, pero sus líderes están envejeciendo. La sucesión es una preocupación seria para muchos hedge funds. Hasta hace poco, los inversores institucionales se fijaban en el ‘riesgo del hombre clave’ como las posibilidades de que un gestor se fuera. Ahora, con muchos gestores de hedge funds sexagenarios, la industria se tiene que tomar más en serio los riesgos por su jubilación o muerte natural.

Así que, ¿son todo malas noticias? Para nada. La industria de hedge funds siempre ha sido ferozmente darwiniana y este aumento de la presión simplemente acelerará el proceso evolutivo. No sería apropiado decir que los gestores de hedge funds no deberían tener nada que temer, porque siempre deberían temer fallar a sus clientes. Pero todos estos retos ofrecen oportunidades para aquellos con la capacidad y habilidad para abrazarlos.

Para el futuro cercano, la tecnología será un refuerzo, no un enemigo. Tal y como argumenta el informe de AIMA, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial se emplearán para apoyar en la toma de decisiones más que para reemplazarla.

También debería ser mejor acogida la creciente opinión de los clientes. Las compañías de hedge funds necesitan innovar constantemente para ofrecer soluciones que cumplan con las necesidades de los clientes a un coste apropiado. Pero también necesitarán beneficiarse de un alineamiento más cercano de sus intereses con los de sus clientes, como mediante la coinversión, en donde los clientes y los hedge funds persiguen conjuntamente estrategias de alta convicción.

Es fácil pensar en las consideraciones ESG como una limitación a la inversión. Pero pueden ser una oportunidad. Los criterios ESG deberían verse como un conjunto de consideraciones que puede emplearse de diferentes maneras como una herramienta de gestión del riesgo de las inversiones. Pueden ser la perspectiva desde la que los clientes analizan sus inversiones subyacentes para mejorar los retornos y entender su impacto en un mundo más amplio. Esta tendencia no va a desaparecer y los hedge funds que la abracen prosperarán.

Con respecto a las sucesiones, la disrupción tecnológica realmente puede ofrecer una solución. Al tiempo al que los gestores ‘estrella’ son reemplazados por equipos más amplios y más centrados en los datos, se reducirá la dependencia sobre un individuo particular. Esto debería ofrecer una agradable estabilidad para las estrategias y dar seguridad a los inversores.

A largo plazo, lo que es bueno para los inversores es bueno para la industria. Si hay menos saturación, que así sea. Las firmas que se adapten a las necesidades de los clientes y abracen el cambio tecnológico prosperarán. El desafío de lo novedoso puede ser abrumador, pero en última instancia es positivo para las únicas personas que importan: los clientes.

Andrew McCaffery, director global de Soluciones Orientadas a Clientes y Multi-Manager de Aberdeen Standard Investments

 

Información importante

El valor de las inversiones y los ingresos que se obtienen de las mismas pueden tanto subir como bajar y se puede recibir una cantidad inferior a la invertida. Rentabilidades pasadas no son guía de resultados futuros. El tratamiento fiscal depende de las circunstancias individuales de cada inversor y puede estar sujeto a cambios en el futuro. Recomendamos que se busque asesoramiento financiero antes de tomar decisiones de inversión.

Aberdeen Standard Investments es la marca para el negocio de inversión de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments.

Los detalles contenidos en este documento tienen únicamente propósitos informativos y no deberían ser considerados como una oferta, recomendación de inversión o acuerdo en ninguna de las inversiones o fondos y no constituye un análisis de inversión, recomendación de inversión o asesoramiento de inversión en ninguna jurisdicción. Cualquier análisis empleado del que derive, o en relación con, la información del documento ha sido suministrado por nosotros para nuestro propio, sin tener en cuenta los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares de ningún inversor específico y puede haber sido actuado para nuestro propio propósito. No se garantiza la adecuación, exactitud o integridad de la información contenida en la contaminación y no hay ninguna responsabilidad por errores u omisiones de dicha información. Los lectores deben evaluar la relevancia, exactitud y adecuación de la información contenida en este comunicado y realizar de esta forma investigaciones independientes, ya que lo pueden considerar necesario o apropiado para e propósito de tal valoración. Ninguna opinión o estimación contenida en esta comunicación está hecha en base general. Ninguna información aquí contenida constituye asesoramiento de inversión, fiscal, legal o de cualquier otro tipo ni una invitación para solicitar valores en ninguna jurisdicción en la que estas ofertas o invitaciones sean ilegales o en las que las personas que realicen estas ofertas no estén cualificadas para ello.

Esta comunicación está disponible para su distribución en Reino Unido, Noruega y los países de la Unión Europea por Aberdeen Asset Managers Limited, filial de Aberdeen Asset Management y autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido. Oficina de registro: 10 Queen’s Terrace, Aberdeen AB10 1YG. Registrada en Escocia con el número 108419.

Standard Life Investments Limited se reconoce en Escocia (SC123321) en 1 George Street, Edinburgh EH2 2LL. Standard Life Investments Limited  está autorizada por la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido. Standard Life Investments Limited, compañía registrada en Irlanda (904256) en 90 St Stephen’s Green Dublin 2, está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido.

 

 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User