Flechas

Después de un complejo 2018, en el que el mercado de deuda emergente registró retornos negativos, 2019 ha empezado con una atractiva recuperación. En el caso concreto de los mercados de deuda emergente soberana, las pérdidas registradas en 2018 se recuperaron en enero y, la mayoría de las clases de activo de renta fija emergente se han mantenido o han subido desde entonces. De manera que, cabe preguntarse, ¿qué viene ahora? Dado que de los mercados de deuda emergente no suelen estar libre de sobresaltos a corto plazo, explicamos a continuación las razones por las cuales pensamos que el buen comportamiento registrado estos meses puede continuar.

El primer y principal catalizador para la mejora de la percepción ha sido el inesperado cambio en la política monetaria de EE.UU. Tras cuatro subidas de tipos de interés en 2018, se esperaba que este año continuara la normalización monetaria. Sin embargo, a principios de año, la FED viró hacia una postura mucho más dovish. Esto ha provocado que el mercado rápidamente descarte nuevas subidas de tipos en 2019. Como tal, esto implica unas perspectivas mucho más benignas para la liquidez a nivel global, con una menor presión al alza en los yields de los bonos americanos y en el dólar. A su vez, esto ha reducido la presión para que los mercados emergentes eleven sus tipos de interés domésticos. Por el contrario, en un contexto de baja inflación, algunos mercados emergentes podrían pronto estar en disposición de recortar tipos.

“Incluso aunque no se ha llegado a un acuerdo que acapare titulares, pensamos que la probabilidad de una escalada en la guerra comercial entre ambos países es cada vez menor"

En segundo lugar, el otro obstáculo al que se enfrentaron los mercados emergentes, especialmente durante la segunda mitad de 2018, fue la escalada de la tensión entre China y EEUU. En este sentido, la situación ha mejorado notablemente gracias a que las dos partes llegaron a “una tregua” en diciembre de 2018 y tienen la voluntad de continuar las negociaciones para firmar un acuerdo comercial más sostenible. De hecho, incluso aunque no se ha llegado a un acuerdo que acapare titulares, pensamos que la probabilidad de una escalada en la guerra comercial entre ambos países es cada vez menor. Esto se debe a que para que esto pudiese producirse, EEUU debería extender sus aranceles a las exportaciones de bienes tecnológicos chinos (ICT). Sin embargo, esto sería mucho más perjudicial para la propia industria tecnológica de EEUU, e impactaría negativamente en las grandes empresas norteamericanas como Apple, cuyo CEO ha alertado sobre el impacto similar de un “impuesto sobre los consumidores americanos”.

En tercer lugar, y tal y como se muestra en la tabla, se puede ver que la diferencia de crecimiento entre los mercados emergentes y los mercados desarrollados se ha ido reduciendo en la etapa post crisis. En concreto, este crecimiento más lento en las grandes economías como China, Brasil y Rusia, se ha producido al mismo tiempo que la economía estadounidense ha mostrado cierta resilencia. Sin embargo, si hacemos caso a las expectativas de consenso que apuntan a un crecimiento más lento de EEUU más que a un crecimiento rápido de los mercados emergentes, veremos que la prima de crecimiento de los mercados emergentes está regresando. Si la situación se mantiene, esto debería llevar a que veamos mayores flujos de capital saliendo de los mercados desarrollados y entrando en los emergentes. Además, como se ha apuntado anteriormente, nuestro análisis muestra que en el pasado los periodos con diferenciales de crecimiento favorables para los mercados emergentes han tendido a ser positivos para las divisas emergentes.

Las divisas emergentes normalmente siguen el diferencial de crecimiento entre los mercados emergentes y los desarrollados

Tabla EMD 
Fuente: FMI, Bloomberg. Solo para fines ilustrativos. No deben hacerse presuposiciones sobre rentabilides futuras, a fecha de diciembre de 2018.

Para resumir, incluso después del fuerte rebote experimentado, seguimos siendo razonablemente optimistas con nuestras perspectivas para los mercados de renta fija emergente para el resto del año. Esto refleja la importante mejora en dos de los principales obstáculos de 2018: las relaciones comerciales entre EEUU y China y el contexto global de liquidez/monetario en los mercados. Además, las razones para invertir en renta fija emergente se ven reforzadas por la mejora en el diferencial de crecimiento, que debería favorecer tanto los flujos a mercados emergentes como a sus divisas. Junto con otros de los principales atractivos a largo plazo de los mercados emergentes, que incluyen los beneficios de potencial diversificación y unas tasas de impago históricamente más reducidas, pensamos que todavía existe un amplio margen para que el buen comienzo de 2019 se mantenga en el tiempo.

Adam McCabe, Head of Asian Fixed Income de Aberdeen Standard Investments

Si quiere acceder a más artículos e informes sobre mercados puede acudir a nuestra página Thinking Aloud en español.

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden subir o bajar y los clientes pueden recibir menos de la cantidad invertida inicialmente. 
Información importante.

Sólo para inversores profesionales (en Suiza sólo para inversores cualificados) y asesores financieros-no para uso de inversores minoristas
Aberdeen Standard Investments es una marca del negocio de inversiones de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments. A menos que se indique otra cosa, este documento sólo hace referencia a productos de inversión, equipos, procesos y opiniones de Aberdeen Asset Management a la fecha de la publicación.
 
Datos de contacto
Si necesita información adicional, por favor visite aberdeenstandard.com para obtener detalles de su representante local de Aberdeen. 
El documento anterior es estrictamente una propuesta informativa y no debería ser considerado una oferta, recomendación de inversión o solicitud para contratar o invertir en los fondos mencionados y no constituye un análisis de inversión como define la Directiva Europea 2003/125/EC. Aberdeen Asset Managers Limited (“Aberdeen”) no garantiza la precisión, adecuación e integridad de la información o integridad de la información o los materiales contenidos en documento y expresamente rechaza la responsabilidad por errores u omisiones en esta información o materiales. 
Cualquier investigación o análisis utilizado por Aberdeen para la elaboración de este documento ha sido elaborado por Aberdeen para su propio uso y puede haber actuado en su propio beneficio. El resultado obtenido está disponible sólo de manera casual y no está garantizada la precisión de la información. Algunas de las informaciones de este documento pueden contener previsiones a futuro u otras declaraciones en relación a eventos futuros o evolución financiera futura de países, mercados o compañías. Estas valoraciones son sólo predicciones y los eventos actuales o resultados pueden diferir significativamente. Los lectores pueden realizar sus propias valoraciones de la relevancia, precisión o exactitud de la información contenida en este documento y hacer sus propios análisis independientes, que puedan considerar necesarios o apropiados para la oferta de dicho asesoramiento. 
Cualquier opinión o estimación contenida en este documento está hecha sobre una base general y el lector no debe confiar como si fuera asesoramiento. Ni Aberdeen, ni ninguno de sus empleados, compañías asociadas al grupo o agentes ha expresado sus consideraciones ni han hecho ni ninguno de ellos un análisis de los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, cualquier persona concreta o grupo de personas. En consecuencia, no garantiza su adecuación y no acepta ninguna responsabilidad sobre las pérdidas derivadas tanto directa como indirectamente en los resultados del lector, persona o grupo de personas que actúen por cualquier información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen se reserva el derecho a realizar cambios y correcciones en la información de este documento sin previo aviso.
 
Este documento puede ser distribuido por las siguientes filiales de Aberdeen en los países relevantes: 
Reino Unido, Noruega y países de la UE por Aberdeen Asset Managers Limited. Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en Reino Unido. 
Emitido en Suiza por Aberdeen Asset Managers Switzerland AG (“AAMS”). Registrado en Suiza con el número CHE-114.943.983. Oficina de registro Schweizergasse 14, 8001 Zurich. Autorizado por la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros de Suiza como distribuidor de planes de inversión colectiva.
Abu Dhabi Global Market (“ADGM”) por Aberdeen Asset Middle East Limited. Regulado por la ADMG Financial Services Regulatory Authority. Aberdeen Asset Middle East Limited cuenta con licencia FSRA Prudential Categoría 4, y tiene permitido ofrecer las siguientes actividades de servicios financieros en ADGM: (i) asesoramiento de inversiones o créditos y (ii) cerrar acuerdos de inversión.
La información de MSCI puede emplearse únicamente para uso interno, no puede ser reproducida o difundida de ninguna forma y no puede usarse como base para o como componente de ningún instrumento financiero o producto o índice. Ninguna información de MSCI está destinada a constituir un asesoramiento de inversión o recomendación para tomar (o dejar de tomar) cualquier decisión de inversión y no puede invocarse como tal. Los datos históricos y análisis no deberían tomarse como un indicador o garantía de ninguna rentabilidad futura, análisis, previsión o predicción. La información de MSCI se ofrece en un una base “como es” y el usuario de esta información asume el riesgo completo de cualquier uso que se haga de esta información. MSCI, cada uno de sus afiliados y cada persona envuelta en o relacionada con la recopilación, computación o creación de cualquier información MSCI (colectivamente, las partes “MSCI”) renuncian expresamente a todas las garantías (incluyendo sin limitación cualquier garantía de originalidad, exactitud, integridad, adecuación temporal, de no infracción, comercialización y adecuación para un propósito particular) con respecto a esta información. Sin limitar nada de lo anterior, en ninguna circunstancia ninguna parte de MSCI tendrá ninguna responsabilidad directa, indirecta, especial, incidental, punitiva, o como consecuencia (incluyendo, sin ninguna limitación, la pérdida de beneficios) o cualquier otro daño (www.msci.com).
Visítenos online
aberdeenstandard.com