Guerra comercial

 

Uno de los acontecimientos más esperados por los mercados en los últimos tiempos es la reunión que mantendrán los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de China, Xi Jinping durante la celebración del G-20 en la ciudad japonesa de Osaka. 

El encuentro reviste especial transcendencia pues, hasta ahora, el mayor perdedor de la guerra comercial. El sentimiento negativo que ha generado este conflicto ha sido una rémora para su evolución. Los volúmenes comerciales y el crecimiento de la producción se han ralentizado y las encuestas sobre el clima empresarial se han deteriorado considerablemente, lo que ha provocado un debilitamiento en las órdenes de pedidos de las empresas. Por lo tanto, una resolución positiva del conflicto favorecería a la economía mundial. En cuanto a los sectores, tanto la tecnología como la industria manufacturera se beneficiarían de ello, ya que la ralentización que han experimentado está claramente vinculada a las tensiones comerciales y a la desaceleración del crecimiento mundial.

Por el momento no está claro lo que puede suceder en Osaka. Nosotros no anticipamos más aumentos de impuestos, pero tampoco esperamos un acuerdo inminente, ni una relajación de los aranceles. En nuestra opinión, el escenario más probable es que ambas partes se replieguen desde los extremos en los que se encuentran, que continúen negociando y retrasen la puesta en marcha de nuevos aranceles adicionales. Sin embargo, creemos que la probabilidad de que las negociaciones fracasen -que conduzcan a un aumento de los aranceles- se encuentra muy de cerca en segundo lugar.


Con los datos que tenemos a nuestra disposición, hemos identificado cuatro escenarios y a cada uno de ellos le hemos atribuido una probabilidad diferente:

o EE.UU. y China llegan a un acuerdo a corto plazo antes de la fecha límite del 1 de julio, evitando más aranceles (20%).

o Estados Unidos y China no cumplen con la fecha límite del 1 de julio, pero acuerdan continuar las negociaciones, y el siguiente tramo de aranceles se retrasa (35%).

o EE.UU. y China no cumplen con la fecha límite del 1 de julio, pero acuerdan continuar con las negociaciones, mientras ponen en marcha la implementación del siguiente tramo de aranceles (15%).

o EE.UU. y China no cumplen con el plazo del 1 de julio, las negociaciones se rompen y se implementa el siguiente tramo de aranceles (30%).


Si las relaciones bilaterales se desvanecen, el comercio, la tecnología y el sector financiero podrían sufrir consecuencias negativas. Es evidente que los mercados de renta variable de China continental y Hong Kong sufrirían presión a la baja, al igual que ocurrirá con los sectores relacionados con el comercio y los mercados financieros en general. Pensamos que la renta variable y las divisas se verían especialmente afectadas en mercados  muy dependientes de las exportaciones como Taiwán y Corea del Sur. Como moneda refugio, se espera que el yen se fortalezca, lo que también podría afectar al mercado de valores de Japón.

Teniendo en cuenta este escenario, decidimos aumentar nuestra exposición a renta variable de EE.UU. y China hacia finales de mes de mayo, ya que creíamos que el mercado ya había descontado en gran medida los riesgos relacionados con el comercio. Desde entonces, ambos mercados han subido, aunque se percibe cierta complacencia entre los inversores.


Si hablamos de mercados globales, creemos que la postura de la Reserva Federal ante su política monetaria es más significativa que la reunión del G20 entre los presidentes Trump y Xi este fin de semana. Si la desaceleración de la economía mundial continúa en medio de esta incertidumbre, vemos más posibilidades de que caiga la rentabilidad de la deuda pública mundial, ya que la Reserva Federal tendría más motivos para ser expansiva, lo que daría a otros bancos centrales más margen para flexibilizar la política monetaria. Curiosamente, el mercado de bonos soberanos de China no se ha recuperado últimamente junto con sus pares internacionales, lo que lo convierte en una atractiva opción de renta fija. A medida que se desarrolle la reunión del G20, seguiremos revisando nuestras posiciones de renta variable y recurriendo a los derivados para gestionar la volatilidad. También buscaremos ajustar las posiciones en divisas en los mercados mencionados.

Tony Peng, , Senior Investment Manager de inversión multi-activos para Asia Pacífico de Aberdeen Standard Investments

Si quiere acceder a más artículos e informes sobre mercados puede acudir a nuestra página Thinking Aloud en español.

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden subir o bajar y los clientes pueden recibir menos de la cantidad invertida inicialmente. 
Información importante.

Sólo para inversores profesionales (en Suiza sólo para inversores cualificados) y asesores financieros-no para uso de inversores minoristas
Aberdeen Standard Investments es una marca del negocio de inversiones de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments. A menos que se indique otra cosa, este documento sólo hace referencia a productos de inversión, equipos, procesos y opiniones de Aberdeen Asset Management a la fecha de la publicación.
 
Datos de contacto
Si necesita información adicional, por favor visite aberdeenstandard.com para obtener detalles de su representante local de Aberdeen. 
El documento anterior es estrictamente una propuesta informativa y no debería ser considerado una oferta, recomendación de inversión o solicitud para contratar o invertir en los fondos mencionados y no constituye un análisis de inversión como define la Directiva Europea 2003/125/EC. Aberdeen Asset Managers Limited (“Aberdeen”) no garantiza la precisión, adecuación e integridad de la información o integridad de la información o los materiales contenidos en documento y expresamente rechaza la responsabilidad por errores u omisiones en esta información o materiales. 
Cualquier investigación o análisis utilizado por Aberdeen para la elaboración de este documento ha sido elaborado por Aberdeen para su propio uso y puede haber actuado en su propio beneficio. El resultado obtenido está disponible sólo de manera casual y no está garantizada la precisión de la información. Algunas de las informaciones de este documento pueden contener previsiones a futuro u otras declaraciones en relación a eventos futuros o evolución financiera futura de países, mercados o compañías. Estas valoraciones son sólo predicciones y los eventos actuales o resultados pueden diferir significativamente. Los lectores pueden realizar sus propias valoraciones de la relevancia, precisión o exactitud de la información contenida en este documento y hacer sus propios análisis independientes, que puedan considerar necesarios o apropiados para la oferta de dicho asesoramiento. 
Cualquier opinión o estimación contenida en este documento está hecha sobre una base general y el lector no debe confiar como si fuera asesoramiento. Ni Aberdeen, ni ninguno de sus empleados, compañías asociadas al grupo o agentes ha expresado sus consideraciones ni han hecho ni ninguno de ellos un análisis de los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, cualquier persona concreta o grupo de personas. En consecuencia, no garantiza su adecuación y no acepta ninguna responsabilidad sobre las pérdidas derivadas tanto directa como indirectamente en los resultados del lector, persona o grupo de personas que actúen por cualquier información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen se reserva el derecho a realizar cambios y correcciones en la información de este documento sin previo aviso.
 
Este documento puede ser distribuido por las siguientes filiales de Aberdeen en los países relevantes: 
Reino Unido, Noruega y países de la UE por Aberdeen Asset Managers Limited. Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en Reino Unido. 
Emitido en Suiza por Aberdeen Asset Managers Switzerland AG (“AAMS”). Registrado en Suiza con el número CHE-114.943.983. Oficina de registro Schweizergasse 14, 8001 Zurich. Autorizado por la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros de Suiza como distribuidor de planes de inversión colectiva.
Abu Dhabi Global Market (“ADGM”) por Aberdeen Asset Middle East Limited. Regulado por la ADMG Financial Services Regulatory Authority. Aberdeen Asset Middle East Limited cuenta con licencia FSRA Prudential Categoría 4, y tiene permitido ofrecer las siguientes actividades de servicios financieros en ADGM: (i) asesoramiento de inversiones o créditos y (ii) cerrar acuerdos de inversión.
La información de MSCI puede emplearse únicamente para uso interno, no puede ser reproducida o difundida de ninguna forma y no puede usarse como base para o como componente de ningún instrumento financiero o producto o índice. Ninguna información de MSCI está destinada a constituir un asesoramiento de inversión o recomendación para tomar (o dejar de tomar) cualquier decisión de inversión y no puede invocarse como tal. Los datos históricos y análisis no deberían tomarse como un indicador o garantía de ninguna rentabilidad futura, análisis, previsión o predicción. La información de MSCI se ofrece en un una base “como es” y el usuario de esta información asume el riesgo completo de cualquier uso que se haga de esta información. MSCI, cada uno de sus afiliados y cada persona envuelta en o relacionada con la recopilación, computación o creación de cualquier información MSCI (colectivamente, las partes “MSCI”) renuncian expresamente a todas las garantías (incluyendo sin limitación cualquier garantía de originalidad, exactitud, integridad, adecuación temporal, de no infracción, comercialización y adecuación para un propósito particular) con respecto a esta información. Sin limitar nada de lo anterior, en ninguna circunstancia ninguna parte de MSCI tendrá ninguna responsabilidad directa, indirecta, especial, incidental, punitiva, o como consecuencia (incluyendo, sin ninguna limitación, la pérdida de beneficios) o cualquier otro daño (www.msci.com).
Visítenos online
aberdeenstandard.com