Aberdeen Standard Investments
Aberdeen Standard Investments
Por qué la industria financiera debe ayudar en la transformación del mundo

Por qué la industria financiera debe ayudar en la transformación del mundo

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Al analizar los debates y discusiones de esta semana en el Foro Económico Mundial que se celebrará en la ciudad suiza de Davos, es evidente que debemos hacer un balance de un mundo cada vez más polarizado.


Todos tenemos por delante una oportunidad que no debemos dejar pasar para volver a recordar y poner en valor los beneficios mutuos que se pueden producir entre las empresas, el gobierno y los ciudadanos que son fundamentales para el buen funcionamiento de la economía de mercado.  Tenemos la oportunidad de ayudar a reconstruir la confianza y la fe en el capitalismo, el mecanismo económico que ha proporcionado una creciente prosperidad durante la mayor parte de los últimos 400 años. Sin embargo, la idea de que la rentabilidad financiero está por encima de todo se ha puesto en duda, al igual que la creencia en la teoría del efecto "goteo" de los recortes de impuestos. Por lo tanto, necesitamos acelerar el cambio hacia un capitalismo más responsable e inclusivo en el que los beneficios estén claros para todos, no sólo para unos pocos. Por supuesto, esto implica un gasto en infraestructuras físicas, pero es igual de importante que invirtamos en las infraestructuras humanas. La educación y el bienestar son igualmente críticos para la productividad y la salud sostenible de la economía a largo plazo.


Como gestores de activos, desempeñamos un papel crucial en la transformación de los ahorros y las pensiones del ciudadano en inversiones y en la asignación de capital en la economía. Históricamente, sin embargo, hemos estado en una industria que está muy orientada al producto, y aunque ser excelentes en lo que hacemos puede estimular las inversiones de los ciudadanos y el resultado final, está haciendo poco para elevar el bajo nivel de confianza en la industria. En mi opinión, el gestor de activos del futuro debe tener un fuerte sentido del lugar que ocupa en la sociedad.
¿Qué es lo que hay que cambiar? Esto supone, en parte, abordar la desigualdad financiera. Tenemos que encontrar formas de dar acceso a todo tipo de inversores a los rendimientos que históricamente sólo han estado disponibles para las personas con rentas más altas, como son los de que proceden de los mercados privados. La creación de los vehículos de inversión necesarios, especialmente al precio adecuado, requerirá escala e ingenio. También será necesaria una conversación honesta sobre cómo gestionamos las inversiones y el tipo de plazos necesarios para generar los rendimientos deseados. En una industria que depende de los próximos resultados trimestrales, esa conversación no será fácil. Sin embargo, es la que debemos tener.    


Y luego está el stewardship y el ESG (factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo). Probablemente es justo decir que el año 2019 ha estado marcado por los factores ESG. Ha sido imposible moverse sin encontrar una casa de inversión que se jacte de sus capacidades en materia de ESG o de la medida en la que ha integrado el ESG en sus procesos de inversión. Y, para ser justos, se trata de algo comprensible. Durante los últimos 25 años he creído que los factores ESG son los principales impulsores del rendimiento de las inversiones a largo plazo, pero sobre todo, se trata de hacer lo correcto para la próxima generación.   


Creo que todos debemos ser inversores responsables, esto implicará que seremos buenos protectores del capital que asignamos. Si nos fiamos por ejemplo en  el cambio climático, cada vez es más evidente que los desastres físicos también traerán consigo un riesgo financiero para muchas empresas e industrias, como el reaseguro, los bienes inmobiliarios, la silvicultura y la energía.  Sin embargo, en la mayoría de los casos, la respuesta global se ha quedado corta frente a lo que es necesario. Muchos temen que el mundo ni siquiera cumpla los modestos objetivos establecidos en París. La reciente Conferencia de Madrid fue una gran decepción y puso de manifiesto las profundas divisiones entre las naciones.


Eso no quiere decir haya que tirar la toalla. Si realmente actuamos de acuerdo con estos compromisos, creo que podemos unir a la ciudadanía por una causa común, incluyendo a la juventud alienada. Como empresa, estamos poniendo de nuestra parte para hacer frente al cambio climático. Nos hemos comprometido a compensar toda nuestra huella de carbono y a convertirnos en neutrales en carbono en 2020. Los créditos de carbono que compremos financiarán proyectos que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero, como la restauración de los bosques, la modernización de las centrales eléctricas o el aumento de la eficiencia energética de los edificios. Además, también nos hemos comprometido a utilizar un 100% de energía renovable en nuestros edificios y hemos prometido reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del uso de energía en un 50% para el año 2030.


¿Dónde nos sitúa todo esto? Debemos esforzarnos por lograr un crecimiento sostenible que beneficie a un sector más amplio de la sociedad. Por lo tanto, aunque tengamos que enfrentarnos a los últimos giros de la guerra comercial o a una posible corrección del mercado, debemos seguir centrándonos en hacer lo correcto, para nuestros clientes, nuestra equipos, nuestros accionistas y la sociedad en la que operamos. Los cimientos para la acción están ahí; es nuestro deber asegurarnos de que nos basamos en ellos.  

Keith Skeoch, CEO Standard Life Aberdeen

Si quiere acceder a más artículos e informes sobre mercados puede acudir a nuestra página Thinking Aloud en español.

El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden subir o bajar y los clientes pueden recibir menos de la cantidad invertida inicialmente. 
Información importante.

Sólo para inversores profesionales (en Suiza sólo para inversores cualificados) y asesores financieros-no para uso de inversores minoristas
Aberdeen Standard Investments es una marca del negocio de inversiones de Aberdeen Asset Management y Standard Life Investments. A menos que se indique otra cosa, este documento sólo hace referencia a productos de inversión, equipos, procesos y opiniones de Aberdeen Asset Management a la fecha de la publicación.
 
Datos de contacto
Si necesita información adicional, por favor visite aberdeenstandard.com para obtener detalles de su representante local de Aberdeen. 
El documento anterior es estrictamente una propuesta informativa y no debería ser considerado una oferta, recomendación de inversión o solicitud para contratar o invertir en los fondos mencionados y no constituye un análisis de inversión como define la Directiva Europea 2003/125/EC. Aberdeen Asset Managers Limited (“Aberdeen”) no garantiza la precisión, adecuación e integridad de la información o integridad de la información o los materiales contenidos en documento y expresamente rechaza la responsabilidad por errores u omisiones en esta información o materiales. 
Cualquier investigación o análisis utilizado por Aberdeen para la elaboración de este documento ha sido elaborado por Aberdeen para su propio uso y puede haber actuado en su propio beneficio. El resultado obtenido está disponible sólo de manera casual y no está garantizada la precisión de la información. Algunas de las informaciones de este documento pueden contener previsiones a futuro u otras declaraciones en relación a eventos futuros o evolución financiera futura de países, mercados o compañías. Estas valoraciones son sólo predicciones y los eventos actuales o resultados pueden diferir significativamente. Los lectores pueden realizar sus propias valoraciones de la relevancia, precisión o exactitud de la información contenida en este documento y hacer sus propios análisis independientes, que puedan considerar necesarios o apropiados para la oferta de dicho asesoramiento. 
Cualquier opinión o estimación contenida en este documento está hecha sobre una base general y el lector no debe confiar como si fuera asesoramiento. Ni Aberdeen, ni ninguno de sus empleados, compañías asociadas al grupo o agentes ha expresado sus consideraciones ni han hecho ni ninguno de ellos un análisis de los objetivos de inversión, situación financiera o necesidades particulares del lector, cualquier persona concreta o grupo de personas. En consecuencia, no garantiza su adecuación y no acepta ninguna responsabilidad sobre las pérdidas derivadas tanto directa como indirectamente en los resultados del lector, persona o grupo de personas que actúen por cualquier información, opinión o estimación contenida en este documento. Aberdeen se reserva el derecho a realizar cambios y correcciones en la información de este documento sin previo aviso.
 
Este documento puede ser distribuido por las siguientes filiales de Aberdeen en los países relevantes: 
Reino Unido, Noruega y países de la UE por Aberdeen Asset Managers Limited. Autorizado y regulado por la Autoridad de Conducta Financiera en Reino Unido. 
Emitido en Suiza por Aberdeen Asset Managers Switzerland AG (“AAMS”). Registrado en Suiza con el número CHE-114.943.983. Oficina de registro Schweizergasse 14, 8001 Zurich. Autorizado por la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros de Suiza como distribuidor de planes de inversión colectiva.
Abu Dhabi Global Market (“ADGM”) por Aberdeen Asset Middle East Limited. Regulado por la ADMG Financial Services Regulatory Authority. Aberdeen Asset Middle East Limited cuenta con licencia FSRA Prudential Categoría 4, y tiene permitido ofrecer las siguientes actividades de servicios financieros en ADGM: (i) asesoramiento de inversiones o créditos y (ii) cerrar acuerdos de inversión.
La información de MSCI puede emplearse únicamente para uso interno, no puede ser reproducida o difundida de ninguna forma y no puede usarse como base para o como componente de ningún instrumento financiero o producto o índice. Ninguna información de MSCI está destinada a constituir un asesoramiento de inversión o recomendación para tomar (o dejar de tomar) cualquier decisión de inversión y no puede invocarse como tal. Los datos históricos y análisis no deberían tomarse como un indicador o garantía de ninguna rentabilidad futura, análisis, previsión o predicción. La información de MSCI se ofrece en un una base “como es” y el usuario de esta información asume el riesgo completo de cualquier uso que se haga de esta información. MSCI, cada uno de sus afiliados y cada persona envuelta en o relacionada con la recopilación, computación o creación de cualquier información MSCI (colectivamente, las partes “MSCI”) renuncian expresamente a todas las garantías (incluyendo sin limitación cualquier garantía de originalidad, exactitud, integridad, adecuación temporal, de no infracción, comercialización y adecuación para un propósito particular) con respecto a esta información. Sin limitar nada de lo anterior, en ninguna circunstancia ninguna parte de MSCI tendrá ninguna responsabilidad directa, indirecta, especial, incidental, punitiva, o como consecuencia (incluyendo, sin ninguna limitación, la pérdida de beneficios) o cualquier otro daño (
www.msci.com).
Visítenos online
aberdeenstandard.com

0 ComentariosSé el primero en comentar
User