Un trader me dijo el otro día que las posiciones que los bancos de la Eurozona mantienen en Deuda Publica han crecido un 100% desde el 2012, (pasando de representar el 2,2% de los activos totales a más del 4,3% ahora). Por supuesto no acabó su apunte sin recordarme el hecho insoslayable de que eso, simplemente, es insostenible y que nada bueno va a comportar.

Hay veces en que la única manera de saber dónde y cómo estamos es mirando en perspectiva (comparando). Una cosa es saber cuánto representa la deuda de gobierno sobre el activo de un banco, y otra es saber qué porción de toda la deuda pública emitida está absorbiendo la banca de esa región. Vamos entonces a echar mano de la perspectiva.

En Japón, la banca mantiene en su balance el 40% de toda la deuda de gobierno emitida. ¿Mucho? ¿Poco? No lo sé. Depende de cómo esté el resto, ¿no creen?

Veamos. En la Eurozona, los bancos tienen un tamaño agregado de unos 33 trn €, y mantienen deuda pública en su balance equivalente al 4,3% de su activo (eso me da que están expuestos a deuda pública de la EZ por valor de 1.41trn€). Sabemos que la Eurozona arroja un PIB anual de unos 10trn€ (grosso modo), y que el nivel de endeudamiento oscila alrededor del 93% (también grosso modo) lo que me da un nivel de deuda emitida por los gobiernos del bloque de unos 9 trn€ aproximadamente.

Bien. Si los bancos mantienen en balance deuda por valor de 1.41trn€, significa que absorben el 15% de toda la deuda emitida. Ahora comparen. Los bancos Japoneses absorben el 40%.

Ya tienen otro elemento para responder a la pregunta. ¿Quién está bien? ¿Quién está mal? No lo sé, porque la respuesta quizá sea que todos. Lo que sí es innegable es que podemos saber quién esta mejor o peor. Perdonen, quizá debiera utilizar la expresión quién está menos mal.

¿Asustados? De acuerdo, pero,¿ de quién?

Saludos

Àlex Fusté

Chief Economist

ANDBANK