Ponemos la vista en el inminente referéndum que vivirá Reino Unido el próximo 23 de junio, con unas encuestas que sugieren un resultado muy apretado entre los defensores de la salida de la Unión Europea, el Brexit, y los que prefieren permanecer en la UE. Hablamos con Marian Fernández, responsable de Estrategia en Andbank España, antes del foro sobre el Brexit organizado por Expansión este lunes 20 y en el que estaremos presentes.

¿Cómo afectará en líneas generales una posible salida a la economía británica? ¿Y viceversa, qué impacto puede tener en la Eurozona?

Para Reino Unido, la salida sería negativa en el corto plazo, con un riesgo elevado de recesión y una caída estimada del PIB que según algunos estudios podría superar el 5% en los próximos 15 años, junto al riesgo de precios al alza por la depreciación esperada de la divisa. Para la Zona Euro, el impacto macro sería también negativo, pero más limitado, con una contracción del crecimiento de un 0,5%/anual aproximadamente en los próximos cuatro años. Detrás de este impacto económico están los canales comercial, inversor, fiscal, financiero e incluso político: muchos son los lazos entre Reino Unido y la UE.

En el medio plazo el resultado sería más incierto y dependería de 1) la forma de relación que se adoptara entre ambos (cuestión no inmediata y que podría llevar años en tomar forma) y 2) de las consecuencias que este evento tuviera en términos de una mayor o menor integración de la UE ya sin Reino Unido.

El sector financiero de la City  sufriría esa no permanencia en la UE... 

Indudablemente es uno de los canales afectados, el financiero, con Londres como centro de las operaciones mundiales en euros. Por dar algunas cifras: un 90% de la negociación en euros en el mercado de divisas se concentra en Londres, la actividad financiera supone un 10% aproximadamente del PIB de Reino Unido y es destino del 27% de la inversión extranjera directa en dicho país,

Recomendáis el dólar americano ante el riesgo no descartable de que triunfe la opción de abandonar la UE. ¿Cómo podría reaccionar la libra?

Con elevada probabilidad la libra reaccionaría de manera negativa contra buena parte de las divisas. La alteración del status quo, la apertura de un tiempo indeterminado para saber el formato final de las relaciones Reino Unido-UE  crea una indefinición que es la divisa el activo que la cotiza de manera más inmediata. Creemos que el dólar ofrece la mejor protección ante dicho escenario. No parece tan clara la posible reacción que tendría la libra frente al euro, al ser un escenario negativo tanto para Reino Unido por razones económicas (8 de los 10 mayores socios comerciales de Reino Unido son de la UE, representando un 44% del comercio del país,…), como para la Zona Euro por razones políticas, particularmente con partidos anti UE al alza en el conjunto de Europa (Austria, Holanda, Francia, Finlandia,…)..

¿Qué tipo de activos pueden ser refugio? 

Además del dólar, veríamos refugio en los valores con sesgo más global que doméstico. La renta fija gubernamental podría también beneficiarse pero a los tipos actuales creemos que ya lo ha hecho.

Multitud de empresas españolas trabajan en UK y tienen filiales británicas. ¿Cuáles serán los sectores que más noten una hipotética salida?

Entre los valores españoles más negativamente afectados destaca sin duda SANTANDER, pero también hay exposición destacada en otros como FERROVIAL, IAG,…