Elaborado por Juan Luis García Alejo, director de Análisis y Gestión de Inversis, y  publicado en su blog RATm (Rage Against The mARKETS).

Bienvenidos al #planetjanet. La persona que va a dirigir la Reserva Federal se llama  Janet Yellen,es leo y nació hace 67 años en Brooklyn. Su designación como próxima presidenta de la FED parece un acierto por bastantes motivos que me gustaría tratar de resumir. Pero, lo haré desde posiciones un tanto heterodoxas. No esperen un  paper.

  • Janet Yellen no necesita pertenecer a FEMEN, ni enseñar sus pechos para convencernos de que para dirigir la Reserva Federal lo que se necesita es una dosis notable de inteligencia en muchas dimensiones. El escándalo no parece que vaya a ser el estilo de Yellen. Al contrario, su bajo perfil público hasta ahora juega a favor de la seriedad con la que es percibida la institución. La ucronía protagonizada por  Larry Summers sí me hubiera dejado más preocupado. La política de comunicación de la FED habría sido… como decirlo… ¿una montaña rusa de emociones? Summers sí habría podido pertenecer a FEMEN. Entiéndanme, no por sus pechos.  Me refiero al uso del “escándalo” como herramienta para llevar las proclamas monetarias a los demás. Por el contrario, Janet Yellen, simplemente a partir del discurso de aceptación del pasado 9 de octubre, parece más bien mesurada, ponderada. Es una mujer, que como miembro del FOMC tiene la etiqueta de “blanda” ( dovish). Personalmente, a la vista de su trayectoria, me parece más bien posibilista, pragmática. Desde este punto de vista podemos esperar que no habrá falla de estilo de gestión respecto a su predecesor en el cargo, Ben Bernanke. El continuismo tiene su valor para el dinero, que busca certezas. No sorpresas.
  • Janet Yellen y su marido. Dice un refrán que “ dos que duermen en el mismo colchón, se vuelven de la misma condición”. Aunque a veces la sabiduría popular falla parece que en este caso algo de razón podría llevar. Convivir conlleva compartir y construir juntos. Los miembros de una pareja acaban por influirse mutuamente. ¿Quién es el marido de Janet Yellen?  George Akerlof. Este señor es Premio Nobel (2001 junto a Stiglitz y Spence). ¿Se imaginan las sobremesas en esa casa?  Cariño, ¿qué opinas del dato de bienes duraderos? Más allá de la broma lo que sí es cierto es que ambos han escrito una buena colección de libros, documentos y análisis conjuntos. Eso es un hecho. Si Akerlof influye a través de su pensamiento en su mujer (y viceversa) podemos esperar que la  psicología humana sea una pieza relevante en la toma de decisiones o el alejamiento de las doctrinas más cercanas al neoclasicismo. La obra de Yellen habla de la importancia de la liberalización del comercio internacional o de las respuestas políticas a las desigualdades de renta.
  • Janet Yellen y Merkel. El cuarto párrafo del discurso de aceptación deja la idea de una persona preocupada, como no podía ser menos, por la economía y su desempeño. Es notable que esta preocupación acabe verbalizada de la siguiente forma:  [The Federal] Reserve is to serve all the American people, and too many Americans still can’t find a job and worry how they will pay their bills and provide for their families. Optar por una fórmula tan cercana me recuerda a Angela Merkel en su rol de “madre de la nación” ( mutti como la calificó  Der Spiegel). Creo que Yellen no será tildada de tecnócrata, ni será rehén de demasiados tecnicismos cuando comunique.
  • Janet Yellen y sus predicciones. Casualidad o no, lo cierto es que en 2007 protagonizó dos intervenciones visionarias hasta cierto punto. En junio de aquel año (¡el inicio oficioso de la crisis se remonta a agosto de 2007!) señaló:  “I feel the presence of a 600-pound gorilla in the room, and that is the housing sector. The risk for further significant deterioration, with house prices falling and mortgage delinquencies rising, causes me appreciable angst,”

[Continúa]

Lee el artículo completo en  RATm

*Foto de Pablo García, publicada en Faro de Vigo