Semana en la que los tipos bajos se suman al tardotapering. Y es que las actas de la FED y discursos como el de Bernanke siguen poniendo sobre la mesa el tapering, pero añadiendo matices a lo que venga después: la preocupación sobre los tipos. En este sentido, Bernanke se adelanta y comenta: “El tipo de los fed funds probablemente permanezca cerca de cero durante un tiempo considerable tras la finalización del programa de compras de activos y quizás mucho después de que se alcance el objetivo de paro del 6,5%”; son necesarios muchos datos para que empiece a retirarse el estímulo”.

Pero, ¿qué dice el “grueso” de la FED? En las últimas actas, el organismo mantiene la posibilidad de comenzar el QExit en próximos meses, pero la preocupación por el día después lleva a planteamientos “paliativos”, como desincentivar las reservas, incidir en los tipos bajos durante un mayor periodo de tiempo o bajar los objetivos de desempleo. El consenso sigue esperando el inicio del tapering para marzo.

En lo referente a los datos macro de Estados Unidos, la semana pasada se contabilizaron datos más débiles desde el sector inmobiliario , junto a un consumo que resiste y algunas encuestas a la baja, como la NAHB o la FED de Filadelfia. No obstante, creemos que esos retrocesos son temporales y que el inmobiliario seguirá apoyando el crecimiento en 2014. Por otro lado, las ventas minoristas de octubre fueron al alza y mejoraron en todas las líneas.

En cuanto a Europa, se vislumbra un futuro crecimiento sin grandes cambios en agregado, con claro protagonismo creciente de Alemania . Pero, ¿qué dicen las encuestas? Pues que Alemania crecerá más y que Francia no acaba de despegar. Si nos centramos en Alemania, se han dado importantes avances desde el IFO, que adelantarían un crecimiento en Alemania próximo al 2%.

En el BCE, continúa la retórica sobre los precios (bajos) y se “alimentan los rumores” sobre los tipos depo negativos. Sobre los precios, deflación (y escenario japonés de década perdida) descartado por Draghi, pero reconocimiento de los precios como factor de riesgo/ a vigilar. Para el escenario para 2014 esperamos inflaciones bajas en la primera mitad de año, pero sin caer en terreno negativo. Esperamos también nuevas medidas monetarias, pero irían más de la mano de una LTRO.

En Japón, por su parte, conocimos los datos de la balanza comercial, que se torna más deficitaria: mejoran las exportaciones pero lo hacen especialmente las importaciones. Desde el BoJ, Kuroda señala que no ve una burbuja en el yen, sino todo lo contrario: los meses post Lehman llevaron al Yen a un nivel que no le correspondía. Además, mantiene un discurso continuista sobre la posibilidad de nuevas medidas: no se avistan nuevas compras de activos.

Divisas

El euro recuperó el viernes gran parte de lo que perdió el miércoles, cuando se publicaron las actas de la FED en las que se dejaba caer la posibilidad de un tapering en cualquiera de las próximas reuniones. Por el contrario, el buen dato del IFO alemán del viernes daba alas al euro para recuperar el 1,35. Por lo demás, nada nuevo para una divisa que sigue moviéndose en un rango estrecho y que podría dar opción de venta táctica del EURUSD en niveles de 1,3627.

El yen volvió a vivir una nueva semana de depreciación neta al ritmo que los traders que apuestan por una caída de los bonos japoneses van capitulando a medida que cristalizan las medidas cuantitativas del BOJ para intentar acercarse al objetivo del 2% de inflación. Las estimaciones actuales para los bonos de 10 años japoneses para finales de 2014 se sitúan en el 0,94%.

Materias primas

El buen dato de peticiones semanales de desempleo en Estados Unidos, que sigue afianzando la demanda interna, y el duro cruce de palabras entre Francia e Irán en las negociaciones preliminares para limitar el programa nuclear iraní a cambio de aliviar las sanciones, han sido los catalizadores que llevaban el precio del Brent un 2,15% al alza el jueves.

El oro, sin embargo, sigue sin encontrar apoyos en una semana en que los mercados de renta variable volvían a marcar máximos. Al reducirse la inyección de papel en la economía, disminuye aún más el riesgo de inflación y de debilidad del dólar, que son dos de los pilares que sostienen el precio del oro en estos momentos.

Renta Variable

Japón fue el primer mercado en salir de la lista de recomendados el pasado mes de abril tras alcanzar los objetivos que nos habíamos marcado. Desde entonces, el mercado ha oscilado en un amplio rango entre los 13,000-15,000 (tomando el Nikkei como referencia en este caso). De cara a la Estrategia 2014, en el que la renta variable es NUESTRO ACTIVO, hay diversos mercados que tendrán buenos comportamientos. Sin embargo, hay razones para que Japón sea el primero en volver a una posición positiva:

·         Los fundamentales son inequívocamente positivos: El bono a 10 años japonés cotiza a un nivel (0,6%) que hace pensar en los tipos extraordinariamente bajos que EEUU ha tenido.

·         Con una valoración moderada y unos tipos muy bajos, el diferencial que ofrece el mercado de renta variable es muy interesante, con una prima de riesgo del 6,5%.

·         Con todo, la pregunta es: ¿Por qué ahora? Para dar la respuesta recurrimos de nuevo a la divisa, ya que como hemos visto, el Yen tiene el aspecto de volver a tener una depreciación no tan intensa como la de 2012-2013, pero suficiente como para poner el lazo.

Fondos

MFS Meridian Global Equity Fund: Se trata de una alternativa para la RV Global con sesgo diferente a otros de los fondos que tenemos en la categoría. Tiene casi 15 años de track record y lo gestiona MFS, que tiene en todos sus productos algunas características comunes, como las de dar mucha preponderancia al análisis fundamental y al control de riesgo a la baja. Esto se refleja en comportamiento en trimestres con mercados por debajo del -5%. En cartera tendrá entre 80 y 100 valores. Es un fondo con una rotación de cartera muy reducida, en el último año ha sido del 9%.

DWS Top Euroland: Tras el cierre por llegar al máximo de patrimonio que pretendían gestionar en el Pioneer Euroland Equity, lo sustituimos por el DWS Top Euroland, con características y comportamiento bastante similares. Son fondos con beta ligeramente superior a la del índice, consistentes año a año y por encima de índice. Tienen una cartera concentrada de 40 a 60 compañías. Incluye también small caps en cartera. 

 

Publicado en Observatorio Inversis.