Aprendiendo sobre Inversiones

mariatejero Enredadora social y financiera

Cómo hacer una Planificación Financiera


Escrito 19 May
Me gustaría hacer un repaso de los factores a tener en cuenta a la hora de hacer una buena planificación financiera. La gestión de las finanzas personales es algo que cada día adquiere más relevancia ya que, además de asegurarnos un consumo futuro, nos proporciona cierta seguridad y control sobre nuestro patrimonio.
 
La planificación financiera es el proceso que nos permite obtener respuestas adecuadas a las decisiones de inversión. Consiste en varias fases, que pasan desde la mera recolección y ordenación de información, hasta la revisión y reajuste de la propia estrategia.
 
Lo primero a tener en cuenta es el patrimonio actual, para ello apuntaremos en una lista los activos financieros que tengamos, activos no financieros y pasivo (deudas a corto y largo plazo). A esto tendremos que añadir los flujos de caja futuros esperados, tanto los ingresos como los gastos de la unidad familiar o propios.
 
Una vez recopilada esta información veremos cuáles son nuestros objetivos financieros, es decir, los objetivos de inversión que se pretenden alcanzar con el ahorro actual y futuro, y cuál es nuestro perfil de riesgo. A los objetivos habrá que asigarles un valor monetario para poder ver cuándo necesito para conseguirlo.
 
Una vez que tenemos todos los ingredientes en la batidora, el siguiente paso será ver si es realista, está muy bien marcarse objetivos elevados pero siempre que sean factibles. Por ejemplo, si no tenemos previstos ingresos elevados y nuestro patrimonio es limitado, lo normal es que no podremos comprar un equipo de fútbol en un plazo medio...
Para esto lo que hacemos:
 
Valor de lo que tengo = Sumamos nuestro patrimonio financiero actual + ingresos + flujos de caja netos
 
Valor de lo que necesito = Coste del objetivo
 
3º Restamos al valor de lo que tengo el valor que necesito, el resultado será lo que llamaremos Déficit, y es la rentabilidad que debo exigir a los mercados financieros.
 
4º Vemos que el objetivo de rentabilidad se ajusta a nuestro perfil de riesgo, ya que por ejemplo no podemos buscar una rentabilidad elevada si tenemos aversión al riesgo. Si se ajusta seguimos con el objetivo, si no se ajusta tendremos que buscar un objetivo más modesto que sea compatible con nuestro perfil.
 
5º Por último habrá que llevar un seguimiento y cada cierto tiempo hacer una revisión de nuestro plan para hacer los ajustes que sean necesarios, ya que alguna situaciones personales o ajenas pueden influir en la consecución de nuestros objetivos.

También puede interesarte

Comentarios