La posibilidad de aplicar la reducción del 40% en rescate de planes de pensiones está sujeta a un periodo transitorio. En 2018 finaliza para aquellos que se jubilaron en 2016 o antes de 2011. 

Si tienes un buen plan para hacer el rescate de un plan de pensiones podrás minimizar la factura fiscal para que puedas percibir un capital o unas rentas netas lo más elevados posibles. Recuerda que el rescate de un plan de pensiones tiene la consideración fiscal de rendimientos del trabajo, es decir, el tratamiento en IRPF es semejante al del salario o la pensión.

Te explicamos todo sobre la reducción fiscal por rescate en forma de capital en este post. 

 

¿Cómo te conviene rescatar tu plan de pensiones para minimizar la factura fiscal? Accede al simulador de cobro de planes y descúbrelo en dos sencillos pasos.