Principales catalizadores y situación semanal de los mercados, semana del 13 al 17 de octubre de 2014

Cierre semanal

La renta variable de Europa y EEUU, dominada por temores económicos, ha intensificado durante la semana pasada sus caídas y las rentabilidades de su deuda han seguido deslizándose, a pesar de que las pocas referencias económicas desde EEUU siguieron siendo potencialmente favorables: tras el buen dato de empleo de la semana pasada, reforzado el jueves por un buen dato de empleo semanal, y los resultados del tercer trimestre de Alcoa (inicio oficioso de la campaña) sorprendieron al alza. Sin embargo, las actas de la última reunión de política monetaria de la Fed subrayaron los riesgos económicos planteados por la moderación del crecimiento económico global, en particular el de la Eurozona, y por la fortaleza del dólar. Este mensaje, que favoreció el recorte de las rentabilidades de la deuda, sobre todo en los tramos cortos, tuvo inicialmente un efecto muy positivo en la renta variable, pero finalmente dominó el fondo de la cuestión: riesgo económico.

Ese riesgo económico había sido ya señalado por la publicación de las nuevas previsiones  económicas del FMI, que recortaba en dos décimas el crecimiento global previsto para 2015 hasta el 3,8% y alertaba sobre los riesgos de estancamiento, geopolíticos y de excesiva complacencia en los mercados. La previsión de crecimiento de la Eurozona se revisó desde julio tres décimas a la baja para 2014, hasta el 0,8%, y dos décimas para 2015, hasta el 1,3%, con fuertes revisiones en Alemania, Francia e Italia y el desmarque de la previsión para España, una décima al alza en ambos ejercicios (hasta el 1,3% y el 1,7%).

Índices Renta Variable, semana del 13 al 17 de octubre de 2014

Las últimas referencias de Alemania reforzaron adicionalmente la percepción de riesgo económico europeo: fuertes caídas en agosto en la producción y en los pedidos industriales, así como en las exportaciones, sugiriendo la posibilidad de una nueva contracción de la actividad en el tercer trimestre del año. Ese riesgo de recesión fue señalado por cuatro institutos alemanes, que revisaron seis décimas a la baja su previsión de crecimiento para este año, hasta el 1,3% (una décima por debajo de la del FMI).

Finalmente, la intervención de Draghi en el G20 tampoco contribuyó a calmar los ánimos. Pese a rebatir las críticas del FMI sobre la salud del sistema financiero europeo (otro motivo de inquietud de la semana, pues el organismo afirma que sólo el 30% está en condiciones de dar más crédito), no aportó  novedades respecto a su discurso tras la reciente reunión del BCE, poniendo de nuevo de manifiesto los riesgos desinflacionistas, así como la idea de que la capacidad de estímulo de la política monetaria es muy limitada y que es clave una acción política que, sobre todo en lo que se refiere a acciones fiscales expansivas por parte de Alemania, sigue resultando de probabilidad más que dudosa.

En las últimas horas, hemos conocido los datos de comercio exterior en China, que han resultado mejores de lo esperado. La balanza comercial china se salda en septiembre con un aumento del 15.3 % en las exportaciones y un 6.9 % de las compras. Las ventas a Estados Unidos registran una subida del 10,8%, del 13,8% al resto de Asia y hasta un 14,9% a la zona EUR.

Los mercados de renta fija USA se mantendrán hoy cerrados por el Columbus day, aunque abren las bolsas.

Sigue leyendo 'Claves de la semana, del 13 al 17 de octubre de 2014' en bbvaassetmanagement.com >>