El deterioro de la situación de liquidez en Grecia ha servido de excusa para la primera corrección significativa en las bolsas europeas, desde el anuncio del programa de compra de bonos soberanos realizado por Mario Draghi el día 22 de enero. La caída acumulada en cinco días, pero sobre todo en los dos últimos supera el 3,7% en Europa, llegando al 3,3% en España y al 5,5% en Alemania. A pesar de que el estancamiento en las reuniones entre Grecia y sus acreedores pueda servir de excusa, lo cierto es que las alzas acumuladas y una cierta sobrecompra técnica hacen que la corrección sea bastante lógica. En Estados Unidos, Japón y emergentes, la corrección ha sido más moderada y se ha situado en el entorno del 1%. Destaca positivamente el comportamiento de la bolsa china, que acumula su sexta semana consecutiva de alzas, ante la expectativa de nuevas medidas de estímulo monetario por parte de su banco central.

En cuanto a la renta fija, el bono alemán hace valer su estatus de activo refugio y reduce su rentabilidad adicionalmente, hasta niveles del 0,07% en su referencia a 10 años. Por el contrario, las primas de riesgo periféricas repuntan intensamente por el deterioro de la situación de liquidez en Grecia. Las materias primas tienen una semana constructiva, con una nueva recuperación de los precios del crudo y de los metales industriales, gracias a la caída en la cotización del dólar.

En cuanto al mercado de divisas, el euro consigue revalorizarse respecto al dólar, a pesar del aumento del riesgo periférico, hasta niveles cercanos a los 1,08 dólares por euro.

Índices Renta Variable, semana del 20 al 24 de abril de 2015 

En lo referente a los datos macroeconómicos, los datos de inflación finales de marzo en la Eurozona no aportaron novedades, con una subida del 1,1% en tasa mensual, que deja la tasa general anual en el -0,1% y la subyacente en el 0,6% (igual que las estimaciones en ambos casos). En EEUU sin embargo, la tasa de inflación anual subyacente en marzo subió hasta 1,8% frente al 1,7% esperado. Esto manda una señal de subida de tipos por parte de la FED, que es contradictoria con los últimos datos de actividad que hacían pensar en un retraso. No obstante, en general los datos macroeconómicos americanos han seguido mostrando debilidad, con lecturas por debajo de lo previsto en ventas minoristas, construcciones iniciales de viviendas y producción industrial. Las sorpresas positivas se han limitado al índice de la Fed de Filadelfia y a la cifra de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. En Europa, sin embargo, los datos siguen mostrando fortaleza y sugieren la aceleración de la actividad en los próximos meses.

En cuanto a la reunión del BCE, Mario Draghi se centró en enviar un mensaje de continuidad de sus actuales programas de estímulo monetario, insistiendo en su compromiso de mantenimiento del programa hasta septiembre de 2016 y recalcando que no esperan una mejora sostenible de las expectativas de inflación a largo plazo hasta el año 2017.

Durante el fin de semana, lo más relevante ha sido la decisión de las autoridades monetarias chinas de rebajar en 100 puntos básicos el requerimiento de reservas a los grandes bancos chinos, liberando más de 200.000 millones de dólares para la inversión en nuevo crédito

Sigue leyendo 'Claves de la semana, del 20 al 24 de abril de 2015' en bbvaassetmanagement.com >>