Principales catalizadores y situación semanal de los mercados, del 23 al 27 de marzo de 2015

Cierre semanal

Durante la semana pasada, hemos vuelto a tener una semana positiva para los mercados de renta variable globales, que recogían con nuevas alzas las expectativas de acuerdo entre Grecia y sus acreedores junto con una Fed que, a pesar de haber retirado la palabra “paciente” de su comunicado, no dio indicios de estar muy cerca de aprobar la primera subida de tipos de interés.

Los mercados de renta variable europeos acumulan su séptima semana consecutiva de avances, aunque esta semana muestran un peor comportamiento relativo frente al mercado estadounidense. La bolsa alemana se quedaba más rezagada y la bolsa española conseguía recuperar parte del terreno perdido, con un alza semanal del 3,50%, tendencia que podría continuar en los próximos días por la menor incertidumbre política tras las elecciones andaluzas. En Estados Unidos, después de tres semanas a la baja, las bolsas recuperaron más de un 2,5% gracias al mensaje acomodaticio de la Fed y, sobre todo, a su bajada en las expectativas de tipos futuros.

Respecto al mercado de divisas, fue especialmente significativa la corrección del dólar frente al resto de divisas, al retrasar el mercado sus expectativas de subidas de tipos de interés en Estados Unidos. A pesar de la debilidad del dólar, el petróleo no consiguió frenar su tendencia bajista de los últimos días y retrocedió algo más del 1% durante la semana. 

Índices Renta Variable, semana del 23 al 27 de marzo de 2015

Desde un punto de vista macroeconómico, durante la semana pasada se han seguido desplegando las mismas dinámicas que en semanas precedentes. En primer lugar, en Estados Unidos siguen dominando las decepciones en los datos macroeconómicos: las cifras de construcciones iniciales; la confianza de los constructores; los indicadores manufactureros de Nueva York y Filadelfia y los datos de producción industrial quedaron todos ellos por debajo de las expectativas del consenso de analistas. El índice de sorpresas económicas de Estados Unidos alcanzó durante la semana cotas de -72 puntos, las más bajas desde el año 2011, y alertan de un crecimiento económico modesto en el primer trimestre de 2015 (las expectativas de los analistas han pasado, en las últimas semanas, de esperar un crecimiento del 2,60% al 2,20% en el primer trimestre). Los tres factores que están detrás de esta debilidad macroeconómica en Estados Unidos son la mala climatología del mes de febrero, la fortaleza del dólar y la nueva aceleración en la caída de los precios del crudo.

En Europa, por su parte, los datos macroeconómicos siguieron mostrando fortaleza. La encuesta ZEW en Alemania, si bien quedó por debajo de las expectativas, mostró una mejoría por quinto mes consecutivo. También las ventas de vehículos repuntaron en Europa por encima del mes anterior y el IPC confirmó una lectura más moderada, pasando del -0,6% al -0,3% en tasa interanual.

En cualquier caso, el acontecimiento más relevante de la semana fue la reunión de la Fed, que eliminó finalmente la palabra “paciente” de su mensaje, dejando la puerta abierta a subidas de tipos de interés en la reunión de junio. No obstante, tanto el comunicado como la comparecencia de prensa de Janet Yellen alejaron los temores de una inminente subida de tipos, provocando una reacción alcista en los mercados financieros y un retroceso muy significativo del dólar.

En primer lugar, las previsiones de los tipos de interés futuros por parte de los miembros del comité, se revisaron claramente a la baja. El gráfico de puntos mostró una mediana de previsiones del 0,625% a finales de 2015, que contrasta notablemente con la previsión anterior, del 1,125%. Para 2016, las expectativas de tipos se revisaron del 2,50% al 1,875% y para 2017, del 3,625% al 3,125%. Además, el comunicado de la Fed mostró su preocupación por la moderación del crecimiento económico norteamericano en el primer trimestre de 2015 y se revisaron a la baja las expectativas de crecimiento e inflación (las de crecimiento pasan de una horquilla del 2,6% al 3,0% a moverse entre el 2,3% y el 2,7%). La Fed también hizo referencia a la fortaleza del dólar, a la caída de los precios del crudo y a la debilidad económica global para justificar su disposición a la prudencia a la hora de empezar a subir sus tipos de interés.

En definitiva, la reunión de la Fed ha servido para retrasar las expectativas de subidas de tipos en Estados Unidos hasta el mes de septiembre de 2015, aunque la institución sigue desarrollando sus estrategias de salida, al apreciar una elevada fortaleza en el mercado laboral y entender que las tasas de inflación irán repuntando progresivamente hasta acercarse al objetivo de la Fed.

Expectativas de tipos futuros miembros FED

Durante el fin de semana, lo más destacado han sido los resultados de las elecciones en Andalucía, que se han saldado con el siguiente reparto de escaños: PSOE 47; PP 33, Podemos 15, Ciudadanos 9 y IU 5.  Creemos que serán bienvenidas por los mercados, al ponerse de manifiesto un resultado para Podemos inferior al que pronosticaban las encuestas y generarse un escenario de fácil gobernabilidad para la región. Aunque no son completamente extrapolables al resto de España, después de estas elecciones el riesgo Podemos y el riesgo político en España disminuyen.

En Francia, los socialistas caen en la primera vuelta de las elecciones locales del 24.9% de los votos al 21.3%. Sarkozy, en coalición con el partido de centro, obtuvo el 30% de los votos y es la opción más votada. El Frente Nacional tiene el 26%. Tampoco en Francia dan la sorpresa los partidos extremistas, aunque siguen teniendo un gran resultado electoral.

Sigue leyendo 'Claves de la semana, del 23 al 27 de marzo de 2015' en bbvaassetmanagement.com >>