Cierre semanal

La semana transcurrió en los mercados con tono moderadamente positivo, para terminar
corrigiendo con fuerza, siendo la debilidad de los datos económicos en China uno de los principales lastres del mercado, con especial incidencia en los mercados emergentes. El CDS de Argentina se amplió con fuerza, así como el de Brasil, y se registraron fuertes movimientos en las divisas (el peso argentino sufrió la mayor caída en los últimos doce años y acumula un descenso del entorno del 17%). En un esfuerzo por frenar la fuerte devaluación de su moneda, el Gobierno argentino decidió sorpresivamente el viernes flexibilizar su estricto control cambiario. Entre las medidas, el Gobierno anunció que desde el lunes los argentinos podrán comprar divisas para el ahorro, mientras que se reducirá al 20 por ciento desde el 35 por ciento el impuesto que se paga localmente para adquirir monedas extranjeras. También Argentina ha reconocido que ha consumido gran parte sus recursos para defender su moneda y es difícil saber hasta qué punto tendrán capacidad para sostenerla en este contexto. La lira turca marcó mínimos históricos tanto frente al euro como frente al dólar, a pesar de los esfuerzos realizados por el banco central para sostenerla, con una intervención en la sesión previa por un monto estimado en unos 3.000 millones de dólares. El rublo ruso y el rand sudafricano, mientras tanto, se debilitaban a niveles no vistos desde la crisis financiera del 2008-2009.

Índices Renta Variable

Los mercados emergentes vienen enfrentándose a una fuga de capitales impulsadas por el inicio del “tapering” en EEUU, las recientes señales de debilidad económica en China y por las crisis sociopolíticas que sufren países como Turquía, Brasil o Argentina. Precisamente el FMI, que revisó esta semana al alza las estimaciones de crecimiento económico global, advertía esta semana que uno de los mayores riesgos para la economía mundial radica en las tensiones financieras que pueden sufrir los mercados emergentes. En este contexto, los débiles datos macroeconómicos publicados tanto en China como en EEUU y la proximidad de la reunión de la Fed, están favoreciendo la excusa perfecta para forzar las correcciones en los principales mercados. Además, la campaña de presentación de resultados empresariales está decepcionando a los analistas, sobre todo en lo que se refiere a expectativas futuras, donde los mercados esperaban alguna mejoría tanto en Europa como en EEUU. Las compañías con mayor exposición en los países emergentes están siendo las más castigadas, resultando especialmente dañados los activos de riesgo españoles, con fuerte exposición en Latinoamérica.

En cuanto a los datos macroeconómicos publicados la semana pasada, el repunte de los índices PMI preliminares de enero en la Eurozona ha sorprendido muy positivamente, por su contraste con las decepciones en los índices adelantados de China y EEUU, lo que ha servido para apreciar al euro. El PMI Compuesto (53,2 desde el 52,1 anterior) es el nivel más alto desde junio de 2011 y es coherente con ritmos de crecimiento real anualizados próximos al 1,5%. De confirmarse y mantenerse estos a lo largo del año, llevarían a un crecimiento sustancialmente superior al 1% que mantiene el consenso.

En EEUU han publicado sus cuentas correspondientes al cuarto trimestre de 2013 cerca del 25% de las compañías del S&P 500, y hasta el momento el porcentaje de sorpresas positivas es inferior a la media histórica (65% vs 70% media de los últimos cinco años). Los ingresos aportan algo más de optimismo en la presente campaña, pues el porcentaje de sorpresas positivas está superando la media de los últimos 5 años, en contra de lo que venía sucediendo desde mediados de 2012. Seguimos pensando que la clave para los mercados estará en el guidance (objetivos anunciados por las compañías) donde cabría esperar una mejoría, tras los malos datos de trimestres anteriores y con el respaldo de los mejores indicadores económicos que vienen registrándose en EEUU desde verano de 2013. No obstante, la debilidad en los guidance proporcionados hasta el momento, podrían estar indicándonos que tendremos que esperar algo más para ver revisiones al alza en las estimaciones de BPA de los analistas.

En Europa, la campaña de resultados ha comenzado esta semana y son muy pocas las compañías que han publicado resultados. Hasta el momento, el panorama es poco estimulante para los mercados .

Catalizadores semanales

Tenemos multitud de referencias importantes durante la semana, tanto desde un punto de vista macroeconómico como político. Destaca sobre todas las referencias semanales la reunión de la Fed y las decisiones que pueda tomar sobre sus programas de compra de bonos, a la vista de la reciente inestabilidad financiera en los países emergentes. Los resultados empresariales también serán claros protagonistas en Estados Unidos, en una semana en la que la tercera parte del índice S&P 500 presenta sus beneficios trimestrales.

Divisas En España:

  • PIB (30-ene). Esperamos un avance del 0,3% intertrimestral. Es la versión preliminar, sin ningún desglose por componentes.
  • Balanza por cuenta corriente (31-ene). Esperamos que el saldo positivo de esta balanza haya aumentado en noviembre. El saldo acumulado de los doce últimos meses alcanzó en octubre máximos históricos del 0,8% del PIB. Desde 1997 no se registraban saldos acumulados positivos.
  • IPC (31-ene). Esperamos que muestre estabilidad, repitiendo la tasa del 0,3% interanual de diciembre.
  • Demanda de energía eléctrica (30/31-ene). Son datos de enero y esperamos que siga en positivo tras avanzar 1,6% en diciembre, el primer registro positivo desde 2011.
  • Ventas al por menor (29-ene). Esperamos que las ventas hayan seguido en positivo en diciembre, a tasas superiores a las del mes previo, lo que vendría respaldado por la mejora de la confianza de los consumidores (en máximos desde diciembre de 2011) y de las ventas de vehículos.
  • Unión Bancaria (27-ene). El subgobernador del Banco de España hablará sobre requerimientos de capital y Unión Bancaria en un momento muy oportuno ya que el Mecanismo Único de Resolución, una de las dos patas esenciales de la Unión Bancaria, está siendo discutido en el Parlamento Europeo.
  • Sector financiero (29-ene). Se publican las conclusiones de la última evaluación del programa de saneamiento del sector financiero español (a mediados de diciembre se publicaron las conclusiones preliminares).
  • Subasta de letras a 3 y 9 meses (28-ene). Esperamos que se coloquen a rentabilidades mínimas, inferiores a las de la anterior subasta del 17 de diciembre.
  • Déficit Comunidades Autónomas (28-ene). Son datos de noviembre y esperamos que el déficit haya aumentado desde el -1,1% del PIB de octubre. También se conocerá el déficit agregado del conjunto de Administraciones Públicas en noviembre.
  • Consejo de Ministros (31-ene). Está pendiente la reforma para la fijación de los precios de la electricidad .

En Europa:

  • BCE sobre test de estrés (24/31-ene). A finales de enero el BCE publicará detalles sobre las pruebas de estrés a los bancos este año. Quedan por conocer detalles relevantes como el escenario macro a considerar o cuál será el tratamiento de las carteras de deuda pública.
  • Eurogrupo y Ecofin (27 y 28-ene). El día 27 se reúnen los ministros de Finanzas de la Eurozona y el día 28 los ministros de Finanzas de la UE. No esperamos grandes sorpresas positivas, ante la incertidumbre y posibles retrasos que todavía pesan sobre la formación de la Unión Bancaria, después de que la Eurocámara rechazara que se aprobara mediante un acuerdo intergubernamental, tal como había propuesto el Ecofin en su reunión de diciembre.
  • IFO (27-ene). Se espera una mejora del indicador hasta 110,0 puntos en enero, lo que estaría en línea con la mejora vista en los PMI.
  • IPC Eurozona (31-ene). El consenso espera un dato del 0,9% interanual en enero (desde el 0,8% en diciembre). Siguen siendo niveles reducidos por lo que se seguirán esperando medidas del BCE.
  • Subastas de deuda en Europa (27/31-ene). Francia y Alemania subastarán letras el día 27. Italia subastará bonos el 28 y letras el 29. Alemania subastará bonos el 29. Italia subastará bonos el 30 .

En EE.UU.:

  • Reunión de la Fed (28 y 29-ene). Es la primera reunión del año en la que no hay programada rueda de prensa de Bernanke. Creemos que podría mantenerse el ritmo del tapering ya que en el Libro Beige publicado el 15 de enero se constataba la mejora económica en la mayoría de Estados del país. Sin embargo, si la inestabilidad en emergentes continúa no descartamos que se retrase esta decisión (principal preocupación de la Fed respecto al QExit), aunque un movimiento en este sentido podría llevar incluso a los mercados a temer un deterioro en las expectativas económicas manejadas por la Fed.
  • PIB (30-ene). Se espera un crecimiento intertrimestral del 3,1% en el cuarto trimestre de 2013, desde el 4,1% del trimestre anterior.
  • Datos del sector inmobiliario (27, 28 y 30-ene). El lunes se publica la venta de viviendas nuevas, para las que se espera un retroceso del -1,9% mensual en diciembre. El martes se publican los precios de la vivienda, medidos por el S&P Case-Shiller, para los que se espera un avance en noviembre y el jueves la reserva de viviendas, para la que se espera un ligero retroceso.
  • Pedidos de bienes duraderos (28-ene). se espera que los pedidos hayan avanzado en diciembre, tanto en versión general como excluyendo transporte.
  • Confianza del consumidor (28-ene). Se espera estabilidad en la confianza en enero, aunque podría haber sorpresa positiva por la mejora de los indicadores del mercado laboral.
  • Subastas de bonos a 2, 5 y 7 años (28 y 30-ene) .

Mercados

En la medida en que las expectativas económicas no sufran un cambio significativo en Europa y EEUU (panorama razonablemente positivo) y que la economía en China no de señales de fuerte desaceleración, los mercados estarán protegidos frente a fuertes correcciones, con lo que las caídas en la renta variable deberían ser interpretadas como oportunidades de compra. No obstante, podría ser prematuro pensar ya en un inminente repunte, con la campaña de resultados empresariales todavía pesando sobre los mercados y ante la expectativa de escasas sorpresas positivas de calado en los datos económicos a corto plazo tanto en Europa como en EEUU.

Tipos de interés Materias primas Bonos

Mantenemos por tanto nuestro posicionamiento actual, sin descartar una nueva sobreponderación de la renta variable en nuestras carteras en el caso de que se acelere el movimiento correctivo.

BBVA Banca Privada

Aviso Legal