Principales catalizadores y situación semanal de los mercados, del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015

Cierre semanal

Durante la semana pasada ha continuado el tono alcista en los mercados de renta variable europeos, que han cerrado la semana con subidas superiores al 1% en promedio, con un mejor comportamiento relativo de Alemania frente a los países del sur de Europa.

Todo ello, en un entorno de riesgo geopolítico creciente, después de conocerse el derribo de un avión militar ruso por parte de Turquía, lo que parece haber alterado el frágil status quo entre las diferentes facciones que se enfrentan al Estado Islámico en Siria. Por otra parte, en Irak, el malestar social en la región de Basra podría ser caldo de cultivo para que el Estado Islámico se extendiese por todo el país.

Este incidente implicó un repunte de la volatilidad que fue, en todo caso, transitorio. Los inversores mantuvieron el tono optimista al esperar una extensión, tanto en plazo como en volumen y universo de activos elegibles, del programa de compra de bonos del BCE, que podría ser anunciado en la reunión del 3 de diciembre. Esta posibilidad, además de impulsar a las bolsas, ha permitido que el diferencial de deuda española se sitúe por debajo de los 110 puntos básicos, el mínimo desde mayo, a pesar de la proximidad de las elecciones generales y la poca visibilidad sobre el resultado de las mismas.

En cuanto a la evolución de las bolsas en el resto de áreas geográficas, tuvimos una semana con pocos cambios en los mercados de Estados Unidos y Japón, mientras que los emergentes volvieron a mostrar debilidad, tras algunas semanas de mejor comportamiento relativo. El desplome que experimentó la bolsa china en la sesión del viernes, de más del 5%, por la debilidad de los beneficios de las empresas industriales y las dudas que experimentaron las empresas de intermediación bursátil, fueron el catalizador perfecto para que la debilidad se extendiese por el resto de bolsas de países emergentes .

Índices Renta Variable, semana del 30 de noviembre al 4 de diciembre de 2015

En Estados Unidos, la semana fue muy tranquila, con un volumen mínimo, al celebrarse el puente de Acción de Gracias.

Respecto a los mercados de renta fija, continúa el buen todo en los bonos soberanos europeos, que anticipan un nuevo descenso del tipo de la facilidad de depósito del BCE. En Estados Unidos, sin embargo, la rentabilidad de los bonos se mantuvo estable.

En cuanto al mercado de materias primas, el precio del crudo West Texas avanzó de forma significativa en la semana, tanto por el incremento en las tensiones geopolíticas como por el anuncio de Arabia Saudí, manifestando su intención de colaborar activamente para estabilizar los precios del petróleo. Otras materias primas, como el cobre, sufrieron una elevada volatilidad y cerraron con pocos cambios la semana.

Respecto a los datos macroeconómicos publicados, en general fueron mejores de lo esperado en Europa y fueron mixtos en Estados Unidos.

En Europa, destacamos las sorpresas positivas en los PMI de noviembre, que siguen sugiriendo la progresiva recuperación de las economías de la Eurozona. El PMI marcó un nuevo máximo del ciclo, pasando de los 53,9 puntos a los 54,4 y superando las expectativas del consenso. Los PMI mejoraron tanto en el componente manufacturero como de servicios. Por otra parte, la encuesta IFO en Alemania salió por encima de lo esperado, con una lectura de 109 puntos. El PIB alemán estuvo en línea con las expectativas del consenso. En España, el déficit del Estado se situó en el 2,17% del PIB en octubre, frente al 2,91% de octubre de 2014. Por último, destacamos un dato del agregado monetario M3 que se aceleraba sensiblemente en octubre, pasando del 4,9% al 5,3% en tasa interanual.

En Estados Unidos, las decepciones vinieron de la mano de la cifra de ventas de viviendas de segunda mano y del PMI manufacturero elaborado por Markit. Respecto a la confianza del consumidor, caía hasta los 90,4 puntos, muy por debajo de los 99,5 esperados. En la parte positiva, destacamos los pedidos de bienes duraderos, que subieron un 3% en octubre, muy por encima del 1,7% esperado y con una revisión al alza de los datos de septiembre. También conocimos unos buenos datos de precios de viviendas, un PMI de servicios que mostró bastante fortaleza y unos datos de desempleo semanales que siguen confirmando la buena marcha del mercado de trabajo estadounidense. Los ingresos personales estuvieron en línea, con un alza en octubre del 0,4%, mientras que los gastos personales crecieron un 0,1% frente al 0,3% esperado .

Leer artículo completo de claves de la semana en bbvaassetmanagement.com...