Publicado en  CincoDias.com el 27/12/2012

Luis gonzález. analista del departamento de análisis y selección de alternativos de bbva quality funds Luis González. Analista del departamento de Análisis y Selección de Alternativos de BBVA Quality Funds

El universo de fondos de gestión alternativa en agregado no está teniendo un buen año, si bien existen gestores que han continuado aportando rentabilidades positivas y descorrelación con los mercados. Frente a la renta variable, tradicional activo sobre el que se compara, los resultados son mixtos. Bate a la mayor parte de los índices de mercados tanto desarrollados como emergentes, aunque queda por detrás de la renta variable norteamericana.

Si en el año 2008 la falta de financiación y liquidez fueron los factores principales que produjeron el último año de pérdidas para la industria, en este año, la elevada volatilidad existente ha sido el verdadero quebradero de cabeza de los gestores. La volatilidad puede ser en muchas ocasiones una fuente de alfa, pero en este año esta volatilidad se ha debido a decisiones políticas y no tanto a razones fundamentales.

¿Y qué opinan los inversores al respecto? Según encuestas recientes, la confianza en los gestores se ha mantenido estable y la mitad considera que los retornos han cumplido con sus expectativas. Parece un hecho que los inversores ya no buscan solamente altos rendimientos independientemente de las condiciones de mercado, muy difíciles de conseguir hoy en día con cualquier clase de activo, sino que buscan además protección de capital y descorrelación con los mercados tradicionales.

Para 2012, lejos de producirse reembolsos masivos como los producidos a finales de 2008 y principios de 2009, las encuestas predicen que los activos gestionados por los gestores alternativos aumentarán de nuevo y que se incrementará su peso en las carteras. Los periodos y años inmediatamente posteriores a resultados grises por la gestión alternativa, suelen ser en general atractivos. Una de las razones se debe a la vuelta a fundamentales, que hace que el clásico stock picking en estrategias de valor relativo como equity market neutral obtengan buenos resultados independientemente de la dirección del mercado. Pese a que a nivel agregado esta estrategia también está en negativo en el año, existen algunos gestores que sí han sido capaces de generar alfa, y que las condiciones pueden ser incluso mejores el año que viene.

En este tipo de estrategias, no es importante la dirección del mercado, sino que haya dispersión, poca correlación y los movimientos se deban principalmente a razones fundamentales de las compañías.

Todavía con muchas incertidumbres en el aire, 2012 puede volver a ser un año volátil y complicado para la obtención de rentabilidades. La agilidad, la oportunidad y la gestión del riesgo pueden volver a ser la clave del éxito, siempre y cuando las variables políticas sean menos impredecibles.