BNY Mellon IM - España
BNY Mellon IM - España
¿Dónde encontrar oportunidades en un mundo de rentabilidad escasa?

¿Dónde encontrar oportunidades en un mundo de rentabilidad escasa?

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

El equipo Real Return de Newton explica cómo ha enriquecido el núcleo generador de rentabilidad de la estrategia para aprovechar plenamente el conjunto de oportunidades disponibles.

Desde su lanzamiento en 2004, la estrategia Real Return se ha caracterizado por su estructura flexible y claramente definida, que le permite invertir en un abanico de activos individuales, clases de activo y regiones geográficas. Históricamente, su núcleo generador de rentabilidad se ha compuesto de renta variable, deuda corporativa y bonos de mercados emergentes, con la categoría adicional de productos alternativos proporcionando más diversificación si cabe. La capa estabilizadora, en cambio, ha constado de deuda pública, materias primas (oro) y efectivo, además de instrumentos derivados diseñados para amortiguar la exposición al riesgo (y potencialmente generar rentabilidad adicional) y ajustar el tamaño del núcleo.

En nuestra opinión, la muerte del mercado alcista secular (que comenzó en 1982) coincide con una transición a otro tipo de régimen financiero, caracterizado por menores niveles de rentabilidad a largo plazo y una dinámica de auge y caída en las rentabilidades a corto. Además, pensamos que la política monetaria intervencionista y la implacable trayectoria a la baja de los tipos de interés han conducido a un entorno en el que conseguir niveles positivos de rentabilidad ajustada al riesgo resulta cada vez más difícil.

Fuentes de rentabilidad alternativas

Aunque muchos participantes del mercado se han visto atraídos por un trasfondo aparentemente acomodaticio para asumir más riesgo, nosotros hemos preferido un enfoque más pragmático y conservador, concentrándonos en flujos de rentabilidad alternativos sin modificar significativamente el perfil de riesgo de la estrategia Real Return. Nuestro empleo de fuentes de rentabilidad adicionales depende en gran medida de la naturaleza del régimen de mercado — consideraciones como el nivel de volatilidad implícita son relevantes a este respecto— y podría haber periodos en que las clases de activo tradicionales son una característica más dominante en la composición de la cartera. De hecho, definimos nuestra labor como tratar de lograr del modo más eficiente posible los mayores niveles de rentabilidad ajustada al riesgo para nuestros clientes.

En el actual régimen de mercado, esto se traduce en una cartera bien diversificada, tanto en el núcleo como en la capa estabilizadora. Las inversiones empleadas para enriquecer el núcleo generador de rentabilidad abarcan desde posiciones consolidadas en infraestructura y energías renovables —a través de sociedades de inversión mobiliaria británicas de gran liquidez— hasta financiación de activos y préstamos directos que ofrecen flujos de caja visibles a largo plazo y TIR atractivas. En el segundo trimestre de 2019 añadimos una estrategia de primas de riesgo que ofrece un perfil de rentabilidad no correlacionado con los activos de riesgo tradicionales, a fin de obtener una rentabilidad parecida al objetivo de la estrategia Real Return de LIBOR +4%.1

Opciones en el herramental

Otra estrategia en nuestra “caja de herramientas” es la capacidad de vender opciones sobre distintos valores e índices como medio de potenciar el nivel de renta. Esto tiene como objetivo añadir cierto valor, fijando un precio para una operación que en nuestra opinión tiene sentido, pero solamente si se efectúa a dicho precio. La decisión de inversión se basa en una evaluación de cómo lograr la mejor rentabilidad ajustada al riesgo. Un aspecto crucial a este respecto es que no tomamos posiciones cortas en valores que significarían asumir un riesgo indebido. Tal enfoque no es nuevo para la estrategia Real Return, y se empleó en 2009 cuando la volatilidad en los mercados financieros era significativamente más alta (y más cercana a la situación actual). Como con cualquier inversión, es cuestión de evaluar la rentabilidad potencial ajustada al riesgo y ver cómo encaja en el contexto del perfil de la cartera. 

Conclusión

Llevamos tiempo convencidos de que explotar todo el espectro de fuentes de rentabilidad tiene sentido para una estrategia como la Real Return. Las secuelas de la crisis financiera global pusieron de relieve los peligros de una dependencia excesiva en el mercado de renta variable como motor de rentabilidad, lo cual unido a las oportunidades tácticas del actual régimen de volatilidad nos ha llevado a enriquecer nuestro núcleo generador de rentabilidad para intentar aprovechar al máximo el conjunto de oportunidades disponible.

Teniendo además en cuenta unas valoraciones excesivas y un crecimiento apagado que merman el potencial de rentabilidades saludables, la estructura actual de la cartera refleja nuestras preocupaciones, expresadas en el tamaño relativo del núcleo generador de rentabilidad y de la capa estabilizadora. Nuestro enfoque permanece inalterado, y las recientes adiciones deberían verse no como una revolución, sino como una evolución de la estrategia.

Haz click para consultar el informe completo

 
1 La estrategia persigue una rentabilidad mínima de una tasa de efectivo (LIBOR GBP 1 mes) + 4% cada año con un horizonte de inversión de 5 años y antes de deducir comisiones. Al mismo tiempo, el gestor trata de generar una rentabilidad positiva en periodos móviles de 3 años. Dicho esto, no se garantiza de modo alguno que vayan a lograrse rentabilidades positivas y cabe la posibilidad de que se produzcan minusvalías.
0 ComentariosSé el primero en comentar
User