CMC Markets

Inversiones con mucho futuro en energía, infraestructuras, conductos pero sin LADRILLO.


Escrito 4 Nov 10

Previo a la actual crisis todas aquellas inversiones hechas en activos relacionados con la construcción eran catalogadas como inversiones rentables y casi seguras, dejando a un lado la vista de los promisorios mercados emergentes.

 

En estos tiempos de recurperación económica, parece buen momento para prestar especial atención a aquellos mercados emergentes de los que tanto se han hablado, manteniendo un poco al margen el caso de China, ya que algunos expertos temen que esta economía se convierta en la nueva burbuja económica.

 

El enfoque en los mercados emergentes siempre había sido mediante vehículos de inversión basados en futuros crecimientos productivos a nivel industrial y/o serivicios, pero dado el estado actual de la economía a nivel global, el acercamiento a estos mercados debe de cambiar si es que se desean rentabilidades a un largo plazo.

 

Actualmente las economías emergentes parecen tenerlo todo, cuentan con sistemas financieros sólidos, una clase media creciente, datos macroeconómicos consolidados, crecimientos sostenidos y además cuentan con una gran cantidad de recursos naturales, a pesar de lo anterior, una de las grandes oportunidades de inversión que se pueden aprovechar es en infraestructuras, ya que estas economías, a pesar de tener estos crecimientos, para continuar con un desarrollo sostenido, gobiernos y grandes compañías se encuentran diseñando ambiciosos planes de desarrollo a nivel infraestructura, por lo que en estos sectores se esperan grandes crecimientos.

 

Todas estas necesidades en infraestructura, a simple vista no parecen tener una relevancia tan importante como la pueden tener sus principales actividades económicas, pero el presente y futuro crecimiento se encuentra condicionado a mejorar y desarrollar infraestructuras que ayuden a optimizar y asegurar de una forma sostenida la actividad económica en países como India, Brasil, China, México y Rusia.

 

Ejemplos de lo anterior lo tenemos en casos como en India donde existen 400 millones de habitantes que aún no cuentan con energía eléctrica, Brasil que a pesar dde ser uno de los grandes exportadores de materias primas a nivel mundial tiene un sistema portuario tan pobre que su capacidad operativa es muy inferior a la de cualquier país europeo, y por otra parte en China donde mucha gente se está mudando a las ciudades, generando una gran necesidad de un sistema de transporte y energía eficiente.

 

Finalmente como inversores debemos estar pendientes de todas aquellas compañías que en países como Rusia, Brasil, India, China y México se dediquen a construir carreteras, medios de transporte, logística e incluso aquellos productores o distribuidores de energía, ya que en un futuro no muy lejano habrá una fuerte inyección de capital por parte de los gobiernos hacia estas compañías con la finalidad de financiar proyectos de desarrollo que impulsen y aseguren el crecimiento de estas economías.

Comentarios (1)

mistol Jubilado nacido el 4/2/45 y colaboro con el circuloeconomia.com y la Escola Europea de Humanitats de Barcelona, sobre ciencias humanas.

6 Nov 10
Si, llevas razón, PatiMata, las grandes constructoras españolas tienen
un gran futuro con la inmensa cantidad de obra civil pendiente de hacer,
no sólo en los emergentes, sino en todo el mundo. Acciona, ACS.
Ferrovial, Sacyr, etc, mientras no hagan viviendas en España, el futuro
es mejor que el de las eléctricas.