CMC Markets

Tensión en Oriente Medio


Escrito 25 Feb 11

Diferentes frentes abiertos,  un problema de empleo en EE.UU. así como de financiación (CDS),  una situación geopolítica complicada con las revueltas en Túnez, Egipto y Libia, son diferentes factores que  han hecho que los precios de los alimentos se disparen y con mayor incidencia  los alimentos básicos, por lo que la inflación en las clases bajas se ha incrementado exponencialmente. No debemos olvidar el petróleo Brent y el Texas ,que escalan a  máximos debido a la suspensión de operaciones de algunas petroleras en Libia y el cierre de puertos clave en ese país, afectado por una ola de protestas; se está creando nerviosismo con la subida tan agresiva del crudo y lo cierto es que hasta que la situación en Oriente Medio no se estabilice, va a existir cierta volatilidad en las cotizaciones, ya que un precio del petróleo por encima de 100 dólares el resto del año podría desencadenar una crisis económica similar a la del 2008.

Volviendo al precio de los alimentos en los países emergentes, al existir una menguada clase media y enormes masas de población en situación de pobreza, la tensión social que éstos generan es enorme, evolucionando a revueltas generalizadas como las vividas en Túnez, Egipto y Libia. No olvidemos que las importaciones de alimentos representan un importante porcentaje en el IPC de estos países: en el caso de Egipto es un 40%,  versus el 8% en los países de la OCDE.

Desde CMC Marketspensamos que este 2011 será el año en  que el riesgo geopolítico vuelva a ser clave en los precios de los activos de los países emergente, con las consiguientes implicaciones en los países desarrollados. La recuperación económica en  Estados Unidos y en Europa vendrá supeditada a posibles subidas de tipos a finales del año 2011 y durante el 2012, lo que podría provocar una repatriación de fondos occidentales desde los mercados emergentes.

Con los precios del trigo o de la soja (entre otras muchas materias primas) disparados, una gran parte de la población joven desempleada, una demografía muchas veces en ebullición, un alto ratio de corrupción y la globalización que vivimos gracias a los medios de comunicación, redes sociales que exponen las desigualdades, la corrupción, y la movilización espontánea, quizás habrá más revueltas, y más caída de regímenes. Los daños colaterales pueden ser puntos estratégicos que puedan verse afectados por estos posibles sucesos (petróleo saudí, gaseoductos egipcios, estrecho de Ormuz, canal de Suez…).


También puede interesarte

Comentarios

#1

mistol Jubilado nacido el 4/2/45 y colaboro con el circuloeconomia.com y la Escola Europea de Humanitats de Barcelona, sobre ciencias humanas.

26 Feb 11
Te sigo en Estrategias de Inversión, una de mis empresas en cartera a
través de DAD. Eres asidua colaboradora y muy experta en tus análisis.

El problema gordo lo tenemos con el bruto de Gaddafi, hasta que no está
liquidado, no volverá la normalidad  a la ribera mediterránea. Los demás
países parecen ser más pacíficos, mejor dicho, los demás dictadores y
reyes de las monarquías árabes y creo habrá una situación dialogada por
lo mucho que se juegan los Estados Unidos en la zona, ya sabes que
Bahréin es una base americana y son vecinos de Arabia Saudí.

Me he quedado sorprendido de que en Libia hay más de 30.000 chinos, el
gobierno chino ha tenido que mandar varios barcos grandes para
rescatarlos, éstos chinos están hasta en la sopa, ya sabes que están
conquistando todo el continente africano, será un tema interesante a
tratar.
#2
28 Feb 11
Muchas Gracias Mistol.