Cygnus Funds

Juan.Cruz Socio fundador y CIO de Cygnus Asset Management

¿Qué ha llevado a Rusia y China a firmar su acuerdo energético?


Escrito 15 Sep 14

En nuestro artículo del viernes destacábamos que China estaba siendo el claro ganador en la crisis entre Ucrania y Rusia, a la luz sobre todo del acuerdo firmado entre China y Rusia, que desde hacía tiempo habían estado en negociaciones.

Y decíamos que habían sido importantes factores los que habían llevado a que finalmente las conversaciones llegaran a un entendimiento. Hoy vamos a repasar estas motivaciones de uno y otro país. 

¿Qué destacamos del lado ruso?

- para empezar, la debilidad del mercado de gas europeo derivado de menores consumos por la crisis económica (95% de las exportaciones rusas en la actualidad van destinadas el mercado europeo, 200 bcm aprox.)  y que refuerzan la necesidad de diversificar sus mercados de exportación.

- el acceso a financiación por parte del estado chino, así como a través de sus compañías públicas, que permitan explotar los recursos al este de Rusia.

- la posibilidad de poder regasificar las zonas interiores del este de Siberia y resto del este ruso.

- si bien llevara mucho tiempo por las limitaciones actuales en infraestructura, el gas pizarra estadounidense podría aumentar la oferta de gas a Europa.

¿Y desde el lado Chino?

-    La dependencia rusa de los ingresos del gas y sus problemas presupuestarios, junto con la crisis Ucraniana, hacen posible desbalancear el poder de negociación hacia los chinos, no solo en precio, sino en el acceso a participaciones en yacimientos e infraestructura.

Hasta la fecha la participación extranjera se limitaba a zonas o proyectos de difícil ejecución, y se permitía esa entrada extranjera para salvar las dificultades. Pero parece que el contrato entre Rusia y China va a desembocar también en la toma de una participación en Vankor por parte de la empresa china CNPC. Vamkor es uno de los yacimientos petrolíferos de Rosfnet más exitosos y extenso en el norte de Rusia, que suministra petróleo a un gaseoducto con destino China. Rosfnet necesita acceso a financiación y CNPC se la facilitará.

Hasta ahora los chinos también han conseguido que los rusos no planteen en sus planes de infraestructuras la conexión de los campos del este con la infraestructura que transporta gas hacia Europa. Parece que quieren evitar que Rusia pueda arbitrar entre ambos mercados.

-    China está en un proceso de regasificación del país, lo que provocará aumentos relevantes en la necesidad de suministro de gas. Para 2015 se estiman 173 bcm de producción doméstica de gas en China, frente a una estimación de demanda de más de 230 bcm. La firma  del contrato elimina potenciales tensiones  del precio de la zona asiática  a medida que la demanda de gas en China va aumentando, y donde compite con Japón y Korea principalmente en los suministros de gas natural liquado (LNG). Se reduce su dependencia al mercado de LNG asiático, cuyo precio es más alto que el del gaseoducto, y donde se reduce el riesgo geopolítico a los mares dominados por la fuerza naval estadunidense.

 -    La incorporación del gas ruso podrá permitir una reforma en la formación de precio del gas en el mercado doméstico chino. En la actualidad el precio en el mercado doméstico esta subsidiado y las compañías públicas chinas apenas obtienen márgenes.

-    Y, por último, China tiene enormes reservas de gas pizarra, pero de momento parecen más caras y difíciles de extraer que el caso de la americanas y canadienses, lo que retrasa su “revolución en el gas pizarra”.

 

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!