¿Un nuevo comienzo?

 

Según el calendario lunar, el Año Nuevo chino está a punto de comenzar: 2020 será el año de la rata. En la cultura china, las ratas se consideran una señal de riqueza y abundancia. Desde luego, parece una descripción acertada del desarrollo que ha experimentado el país en las últimas décadas. Como muestra nuestro Gráfico de la Semana, la contribución de China al producto interior bruto (PIB) mundial se ha multiplicado casi por diez desde 1980, en términos de paridad del poder adquisitivo (PPA). Actualmente, el país genera aproximadamente una quinta parte del PIB mundial. Casualmente, también representa una quinta parte de la población mundial.

 

Fuentes: FMI, DWS Investment GmbH a 22/1/2020

 

Como siempre, cabe preguntarse cuánto tiempo puede continuar este proceso. La reciente «fase uno» del acuerdo comercial entre China y EE. UU. definitivamente es un arma de doble filo, como ya hemos argumentado en ocasiones anteriores. Por un lado, la tregua resulta claramente positiva, al igual que algunas de las medidas acordadas, como reforzar los derechos de propiedad intelectual en China y eliminar las restricciones sobre la inversión extranjera, lo que se extiende a los servicios financieros. Sin embargo, el hecho de que el acuerdo fije objetivos cuantitativos para las compras chinas de bienes y servicios estadounidenses probablemente consolidará aún más el control del gobierno sobre la economía china. Además, la resolución de los conflictos sobre cuestiones tecnológicas en áreas como la inteligencia artificial, considerada crucial para la futura competitividad de ambos países, sólo se ha pospuesto. A corto plazo, el brote de coronavirus podría empeorar las cosas.


«A lo largo de la última década, China ha continuado registrando grandes avances», afirma Johannes Müller, Head of Macro Research en DWS. «Ha logrado reducir su dependencia del crecimiento basado en la inversión y en las exportaciones, al tiempo que impulsaba el consumo, los servicios y el desarrollo sostenible. Sin embargo, en lugar de seguir avanzando hacia una economía de mercado normal, ahora se ve obligada a gestionar sus relaciones comerciales con mayor firmeza. En nuestra opinión, se trata de un paso en falso tanto para China como para el resto del mundo».

 

Recuerda que en DWS PRO puedes consultar más artículos interesantes sobre la actualidad de los mercados y la industria de fondos de inversión.

 

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 22 de enero de 2020 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. DWS International GmbH. Traducido del CRC 073149 (01/2020)