Los inversores apuestan cada vez más por los bonos que financian proyectos respetuosos con el medio ambiente. Sin embargo, este sector que está creciendo de forma tan rápida tiene sus incovenientes.

Los bonos verdes estan destinados a la recaudación de fondos que generan beneficios ecológicos, aunque no todos los bonos con etiqueta verde son realmente verdes.

Breuer es consciente de que el boom también tiene un lado oscuro. “El término ‘bono verde’ no está protegido legalmente”, señala. “Esto significa que, en teoría, cualquiera puede incluir la etiqueta verde en su bono”. “Es por eso que en DWS ponemos cada uno de los bonos en el punto de mira”, dice Breuer. “El cumplimiento de los Principios de Bonos Verdes es parte de nuestro análisis”. Se trata de una guía voluntaria publicada por la Asociación Internacional del Mercado de Capitales (ICMA por sus siglas en inglés) para promover unos estándares mínimos de transparencia, divulgación y presentación de informes en el mercado de bonos verdes.

Puede acceder al artículo completo y conocer más sobre los bonos verdes y el análisis de estos en este link