Esta semana, la saga del Brexit nos dejó dos primicias: por un lado, la Cámara de los Comunes acordó examinar minuciosamente el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE); Theresa May nunca llegó tan lejos. Por otro, Boris Johnson consiguió una inusual victoria parlamentaria. No obstante, su felicidad duró poco, ya que los miembros del Parlamento decidieron darse más tiempo para analizar los cientos de páginas del acuerdo. Lo que pasará después es –sorpresa– incierto, pero si quiere conocer nuestra opinión sobre el tema, le recomendamos que le eche un vistazo a nuestro último CIO Flash (With victories like this…).

 

No es sorprendente que mucha gente, incluidos los inversores, estén cansados de este espectáculo. Aun así, tienen que posicionarse en el mercado de valores. Por eso, su interpretación de la saga del Brexit puede seguirse fácilmente en nuestro Gráfico de la Semana. Los brexiteers (defensores del Brexit) se escudan en el FTSE 100 como símbolo de la resistencia de la economía británica: de hecho, el índice se sitúa actualmente en niveles superiores a los de junio de 2016, cuando se celebró el referéndum de salida de la UE. Sin embargo, este comportamiento responde en gran parte al elevado peso que tienen las exportaciones entre las empresas que componen el índice (76% de las ventas) y a la debilidad de la libra esterlina. Cada vez que se deprecia la libra, aumentan los beneficios generados en el extranjero al convertirlos a libras, lo que lógicamente se traduce en una cotización más alta (en libras). En euros, sin embargo, la cotización del FTSE 100 se mantiene cerca de los niveles previos al Brexit.

* Índice FTSE Local Germany
** Índice FTSE Local UK
*** Índice FTSE Local France

Fuentes: Refinitiv, DWS Investment GmbH a 22/10/2019.

 

 

Podríamos pensar que no está mal después de más de tres años de incertidumbre. Sin embargo, nuestro Gráfico de la Semana también muestra que otros mercados europeos han obtenido mejores resultados en el mismo periodo. La diferencia es aún mayor si comparamos índices de empresas que se orientan a sus respectivos mercados nacionales (índices locales). Al fin y al cabo, en el Reino Unido se considera que estas empresas son las principales víctimas del Brexit. Por eso, el buen comportamiento que viene registrando el índice local británico frente al FTSE 100 desde mediados de agosto –poco después de que Johnson asumiera el cargo–, mucho más acusado desde el 10 de octubre –cuando Johnson y el primer ministro irlandés llegaron a un acuerdo– nos indica básicamente una cosa: que los inversores han reaccionado bien cada vez que los acontecimientos han contribuido a disipar el riesgo de un Brexit descontrolado. Aunque aún no lo descartamos por completo, creemos que la probabilidad de un divorcio caótico y sin acuerdo se ha reducido aún más, por lo que es probable que el índice local británico mantenga su trayectoria de convergencia con los otros índices, al menos por el momento.

Fuentes: Refinitiv, DWS Investment GmbH a 23/10/2019.

Las rentabilidades pasadas no son un indicador de rentabilidades futuras. Las previsiones se elaboran a partir de supuestos, estimaciones y modelos hipotéticos y podrían errar.

 

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 1 de octubre de 2019 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. DWS International GmbH. Traducido del CRC 070916 (10/2019)

 

 

Recuerda que en DWS PRO puedes consultar más artículos interesantes sobre la actualidad de los mercados y la industria de fondos de inversión.