El comercio internacional sigue creciendo en todo el mundo. Según la OMC (Organización Mundial del Comercio), solo en 2018, el valor de todos los bienes comercializados ha crecido un diez por ciento. El 70 por ciento de las exportaciones mundiales consisten en productos manufacturados industrialmente, de los cuales el 44 por ciento provienen del sector químico, de las telecomunicaciones y de la automoción. Este dato es música para los oídos de las compañías alemanas, que cuentan con vehículos, máquinas y productos químicos entre sus principales productos de exportación. El alto nivel de demanda internacional de los productos alemanes se refleja en la tabla de la liga mundial de exportación en donde las empresas alemanas ocupan el tercer lugar detrás de China y EE.UU.

Sin embargo, esta gran dependencia de la economía mundial es un arma de doble filo pues si la economía mundial se debilita, como ocurrió durante la crisis financiera y económica de 2009, las empresas alemanas se verán especialmente afectadas. En el supuesto contrario, cuando hay una recuperación de la economía mundial, las exportaciones alemanas vuelven a tener una gran demanda.

Éxito basado en una estrategia bien pensada

El objetivo del enfoque de inversión de DWS es una cartera concentrada con una tasa de cancelación de acciones relativamente bajo.

Puedes acceder al artículo completo en este link.

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de mayo de 2019 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. DWS International GmbH. Este artículo ha sido traducido del alemán. CRC 067701 (05/2019)