Todas las miradas se centran, una vez más, en la Reserva Federal estadounidense (Fed). El pasado mes de enero, el anuncio de que se tomaría un descanso después de tres años de subidas de tipos contribuyó de forma notable a la recuperación de los mercados financieros. A principios de mayo, cuando el esperado acuerdo que pondría fin al conflicto comercial entre EE. UU. y China no llegó y los mercados empezaron a dar muestras de debilidad, el banco central volvió a calmar a los inversores al dejar entrever que la Fed rebajaría sus tipos de interés si la situación económica se deterioraba hasta el punto de justificar una intervención de ese tipo. Estos comentarios llevaron a los mercados a reevaluar sus expectativas para los tipos de interés, pasando de no prever ningún recorte de tipos en 2019 (antes) a descontar al menos dos (ahora).

 

Un factor de peso en el proceso de toma de decisiones de la Fed es la situación del mercado laboral estadounidense. En este sentido, el decepcionante dato de creación de empleo –tan solo 75.000 nuevos puestos– representaría otro argumento a favor para quienes esperan que los tipos de interés bajen pronto. Sin embargo, un análisis más amplio de la situación aconseja prudencia. En general, el mercado de trabajo estadounidense sigue en buena forma: la tasa de desempleo se mantiene en un mínimo histórico del 3,6% y el componente de empleo del índice de gestores de compras (PMI) del ISM volvió a aumentar en mayo, lo que sugiere un crecimiento sostenido del empleo.

 

 

Además, hay un segmento del mercado laboral que resulta particularmente sensible a los cambios en la situación de la economía: los trabajos temporales. Como refleja nuestro Gráfico de la Semana, este indicador cambia de sentido de forma acusada antes de que el mercado general de trabajo empiece a dar muestras de debilidad o de fortaleza. Los datos de empleo temporal de mayo resultan alentadores, ya que se crearon 5.000 trabajos temporales más. Tras el aumento registrado también en el mes de abril, parece que se ha superado la debilidad sufrida a principios de año.

 

Fuentes: Bureau of Labor Statistics, Bloomberg Finance L.P., DWS Investment GmbH as of 12/6/19

 

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 12 de junio de 2019 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. DWS International GmbH. Traducido del CRC 068420 (06/2019)

 

Recuerda que en DWS PRO puedes consultar más artículos interesantes sobre la actualidad de los mercados y la industria de fondos de inversión.