Ante las persistentes tensiones comerciales, el ambiente en las salas de juntas se ha deteriorado mucho más que en los hogares.

 

¡Vivan los consumidores! Gracias a ellos, la desaceleración económica provocada por los conflictos comerciales mundiales y la debilidad del sector manufacturero no se han traducido aún en una recesión generalizada. Los consumidores han demostrado un alto grado de resiliencia frente a las malas noticias, sobre todo las relativas al comercio mundial. Como muestra nuestro Gráfico de la Semana, las encuestas de confianza de los consumidores siguen registrando cierto optimismo, lo que debería continuar respaldando el consumo privado. En cambio, las empresas se muestran bastante más pesimistas: en una reciente encuesta de confianza, los consejeros delegados (CEO) opinan que la situación es tan mala como lo era en 2011 y, antes de eso, durante la crisis financiera mundial.

 

Echando la vista atrás, podemos sacar dos conclusiones. Por una parte, los directivos de las empresas suelen ser más rápidos en reconocer el inicio de una recesión que la mayoría de los hogares. Por otra, los cambios de sentimiento entre los primeros parecen ser más pronunciados y frecuentes. A lo largo de la última década, por ejemplo, los ánimos se han desplomado varias veces, para después recuperarse rápidamente.

Lo que nos trae de vuelta a la situación actual. Lógicamente, el persistente optimismo de los consumidores nos da cierta confianza. Sin embargo, la caída que registra el sentimiento de los líderes empresariales es motivo de preocupación. En nuestra opinión, esta actitud negativa es reflejo del elevado nivel de incertidumbre política, ya sea por el Brexit o por el conflicto comercial entre EE. UU. y China, lo cual no solo afecta al sentimiento sino, también, al comportamiento de los inversores. Creemos que está en manos de los políticos que las cosas mejoren de forma duradera, por ejemplo, alcanzando acuerdos que pongan fin al conflicto comercial mundial.

 

 

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 20 de noviembre de 2019 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. DWS International GmbH. Traducido del CRC 072100 (11/2019)

 

Recuerda que en DWS PRO puedes consultar más artículos interesantes sobre la actualidad de los mercados y la industria de fondos de inversión.