¿Qué tienen en común un gestor de multiactivos y un triatleta?

Aunque a primera vista parezca improbable tienen más relación de lo que parece.

  • Los fondos multiactivos permiten a los inversores aprovechar las oportunidades del mercado y equilibrar los riesgos.
  • El gestor del fondo debe ser un experto, de forma simultánea, en tres disciplinas: rentabilidad, riesgo y liquidez.
  • Al igual que un atleta de élite, el gestor del fondo no puede permitirse fallar en ninguna de estas disciplinas.

Los triatletas deben entrenar en tres disciplinas diferentes. En concreto, los deportistas que participan en un Ironman deben nadar 3.8 kilómetros, recorrer 180 kilómetros en bicicleta y, posteriormente, correr una maratón (42,195 kilómetros). Sólo aquellos que dominan las tres áreas pueden alcanzar su objetivo y para lograr ser el primero, Frodeno no podía permitirse el lujo de flaquear en ninguna de las tres marcas.


Lo que sucede con los triatletas también se puede aplicar a los gestores de fondos multiactivos. Estos fondos combinan varias clases de activos como las acciones o los bonos.

En primer lugar, los gestores de fondos deben ser buenos en la primera disciplina: obtener rentabilidad de la inversión. La segunda disciplina: la gestión del riesgo. El nivel del riesgo que se puede asumir varía según el fondo. Por ello, DWS ofrece varios fondos multiactivos con diferentes niveles de riesgo. Por último, como tercera disciplina, los gestores siempre deben esforzarse en garantizar una liquidez suficiente para poder reaccionar de forma rápida ante un suceso inesperado.

 

Puede acceder al artículo completo en este Link