El BCE se ha mostrado pesimista con respecto al crecimiento y la inflación y ha relajado su política monetaria

Desde la crisis financiera, la regla no escrita ha sido que las malas noticias económicas eran buenas noticias para los inversores, ya que los bancos centrales probablemente abrirían el grifo. Por eso, cuando los bancos centrales se mostraban más acomodaticios de lo esperado en una reunión, los mercados no tardaban en celebrarlo.

El jueves, 7 de marzo, durante casi una hora y media, los inversores en renta variable europea se prepararon para la fiesta. Tanto el DAX como el STOXX Europe 600 avanzaron en cuanto se publicó el comunicado del Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, esta alegría se disipó durante la rueda de prensa y los mercados llegaron a ponerse en rojo, un brusco cambio de rumbo que resultó particularmente acusado en el caso del DAX. El euro se dejó más de un 1% con respecto al dólar y cotizó brevemente por debajo del nivel de 1,12, lo que suele ser un catalizador para el índice alemán, muy orientado a la exportación.

La reacción de los mercados de bonos también fue contundente. Al cierre de la jornada, la ya de por sí escasa rentabilidad del bund alemán a diez años se había reducido a la mitad, hasta el 0,06%. Los bonos a nueve años ya vuelven a ofrecer una rentabilidad negativa y no descartamos que el bono a diez años vuelva a entrar temporalmente en terreno negativo. Ulrike Kastens, economista sénior en DWS, resume así la reacción del mercado: «Esta reunión realmente nos ha sorprendido. Al BCE le preocupa la economía europea mucho más de lo que pensábamos. La reacción del mercado, que fue negativa pese al tono acomodaticio de la reunión, demuestra hasta qué punto los inversores se toman en serio la preocupación de la autoridad monetaria».

Puedes acceder al artículo completo en este link.

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 8 de marzo de 2019 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. DWS Investment GmbH Traducido del CRC 065613 (03/2019)