Las acciones de las empresas conocidas como Small Caps son un tipo de acción menos conocida para el público inversor.

El término Small Cap es la abreviatura de small capitals y define a las acciones de baja capitalización. Como ya sabemos, la capitalización de una empresa se mide con el precio actual de la acción multiplicado por el número de acciones en circulación, y es precisamente en este resultado del que nos vamos a apoyar para determinar si las acciones de una entidad cotizada serían consideradas como Large-Cap, Mid-Cap o Small-Cap, aunque habitualmente, las dos últimas vienen agrupadas juntas en distintos productos de inversión.

¿Por qué invertir en Small Caps?

Argumentar que las Small Caps son una inversión sin riesgo es un claro error, ya que al siempre presente riesgo de la renta variable, sumamos la iliquidez y la mayor volatilidad frente a las acciones Large Cap, que conlleva este tipo de activo.

Sin embargo, atendiendo a términos de rentabilidad, desde inicios del año 2001, el índice global MSCI World Small Cap ha obtenido unas rentabilidades del 317%, incluyendo dividendos. Este interesante dato se ve refutado por el mejor del índice MSCI World Small Cap frente al MSCI World que se observa en el siguiente gráfico:


En rojo, el MSCI World Small Cap supera consistente y constantemente al MSCI World, referente de mercados a nivel global. Sólo en rentabilidad desde el año 2006, incluyendo dividendos, el Small ha logrado un 160,78% de rentabilidad y el World 133,34%, siendo una diferencia notable a aprovechar por el inversor.

Ventajas de las Small Caps

- Menos impacto de los problemas geopolíticos: con la actual turbulencia geopolítica, las empresas más pequeñas de alta calidad se ven menos afectadas, ya que muchas veces tienen un sesgo más doméstico y son más agiles.
- Mercados mucho menos eficientes: muy pocos analistas cubren compañías más pequeñas, lo cual, suponen excelentes oportunidades para gestores con un estilo “bottom-up”.
-Futuro brillante: MiFID II significa que es probable que la cobertura de los analistas se centre en las compañías más grandes – probablemente habrán aún más ineficiencias en el mercado de Small Caps.
- Rendimiento superior constante: en casi todos los países, como se comentó en el grafico anterior, el comportamiento de las Small Caps ha batido al de las Large Caps de manera muy consistente.

La inversión en Small Caps

El riesgo inherente a este tipo de acciones, se ve compensado al diversificar con distintos tipos de acciones dentro de una cartera, labor que, desde su experiencia y especialización, llevan a cabo los gestores de fondos de inversión.

En EBN Grow, facilitamos la inversión en este tipo de acciones, apoyándonos en los mejores fondos de las gestoras especialistas e internacionalmente reconocidas por ello, dando acceso además a las clases limpias de esos fondos, es decir, las clases más baratas en comisiones de todo el mercado.
De cara a implementar una inversión en Small Caps, proponemos una serie de fondos disponibles en nuestra plataforma que se han comportado en los últimos años de manera excepcional, en los que recomendaríamos invertir con un horizonte temporal de 3 a 5 años.