Con la introducción de MiFID II en enero de 2018, los asesores deberán asegurarse de que cualquier producto recomendado es adecuado para sus clientes, es decir, deberán obtener la información necesaria y entender los objetivos específicos del cliente para asegurarse de la idoneidad del producto.

Leer el artículo de Alfonso Roa, Presidente del Comité de Acreditación y Certificación de EFPA España