¿Te imaginas que te toca el premio Gordo de la Lotería de Navidad? Tras la alegría inicial, para mucha gente el premio se convierte en un suplicio, puesto que supone una enorme responsabilidad. Según las estadísticas, tres cuartas partes de los ganadores de la lotería tienen mucho menos dinero cinco años después de ganar un premio.
No obstante, si lo gestionamos bien, nos puede ayudar, en el medio y largo plazo, a mejorar nuestro bienestar y nivel de vida: podemos emprender un nuevo negocio, mejorar la educación de nuestros hijos o asegurarnos una cómoda jubilación. Por el contrario, una mala gestión nos puede acarrear un problema añadido. EFPA España ha elaborado un documento con algunas cuestiones importantes que debemos plantearnos a la hora de gestionar el importe de nuestro premio.

 

1.    ¿Qué impuestos tengo que pagar? Desde el 1 de enero de 2013, los premios de Loterías y Apuestas del Estado tienen un gravamen especial del 20% para los premios que superen la cantidad de 2.500 euros,

2.    ¿Dónde invierto el dinero? Lo primero es no precipitarse y evitar caer en la trampa de contratar un producto ‘gancho’.

3.    ¿Me conviene amortizar mi hipoteca? Cada caso es distinto porque cada familia parte de una situación financiera distinta.

4.    ¿Me afectará al Impuesto de Patrimonio? Sin duda. Tanto si lo invertimos como si lo mantenemos en efectivo, pasará a formar parte de nuestro patrimonio.

5.  Vigile y cuide bien su dinero. Todos los puntos anteriores no tienen ningún sentido si no cuidamos y gestionamos bien nuestras inversiones.

6.    El concepto inversión va asociado al largo plazo. La clave del éxito estará en adaptar las decisiones de ahorro a nuestras necesidades, teniendo en cuenta el horizonte temporal.

Leer los 6 consejos completos