El liderazgo de la gestión en España depende ahora de Banco Popular. La solución ante la anémica situación del banco pasa, dicen los expertos, por una operación corporativa con otra entidad española que la absorba. Por lo que cualquier acuerdo modificaría también la clasificación actual de la gestión, liderada actualmente por CaixaBank. Eso sí, el único movimiento que haría que la entidad catalana perdiera el primer puesto sería que BBVA se hiciera con el negocio de Popular.

Aquí podéis leer el artículo completo.