La compañía continuará reduciendo el coste de su deuda incluso con la subida de tipos en Europa como telón de fondo. La eléctrica se financió, de media, a un 4,1% en 2015 y a un 3,5% en 2016, y el dato descenderá hasta el 3,2% en 2020, según las previsiones de la propia compañía. Esos porcentajes hacen referencia al coste medio de las emisiones activas en cada uno de esos años.

Aquí podéis leer el artículo