Si 2013 fue el ejercicio de la recuperación en fusiones y adquisiciones, 2014 se espera que se convierta en el de la ratificación. En caso de que las operaciones anunciadas lleguen a buen puerto, el curso que finalizó hace un mes y medio ha sido aquel en el que este mercado ha logrado recuperar el lustre perdido durante los años de crisis económica. Así lo corrobora el consenso de mercado recogido por Bloomberg, que asegura que el volumen movido por este tipo de tratos ha superado los 2,18 billones de euros. Un dato pendiente aún de que se confirmen todas las operaciones anunciadas durante la recta final del año pasado.

Siga leyendo aquí el artículo completo.